La jueza Carmen Lamela, que procesó por sedición en la Audiencia Nacional al major de los mossos Josep Lluís Trapero e instruyó la causa del referéndum del 1-O antes de que pasara al Tribunal Supremo (TS), ha tomado posesión este mediodía como nueva magistrada de la sala de lo penal del alto tribunal. El presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, ha presidido el acto y ha actuado como padrino de la magistrada Manuel Marchena, presidente de la sala segunda, la sala encargada de juzgar el caso del 1-O.

Lamela, que obtuvo 13 de los 21 votos del pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), pasará a ocupar la plaza que ostentaba el ex-fiscal general del Estado José Manuel Maza, fallecido el pasado mes noviembre durante un viaje de trabajo a Argentina.

Causa contra Trapero

Se trata de la jueza que ha instruido la causa íntegra que se sigue en la Audiencia Nacional contra el exjefe de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero y tres procesados más por delitos de organización criminal y sedición por la celebración del referéndum del pasado 1 de octubre y los incidentes en las sedes de la Generalitat en septiembre.

Cuixart y Sànchez, a prisión

Además, fue la primera magistrada que empezó instruyendo la causa de 1-O antes de que pasara a manos del magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena. El 16 de octubre envió a la prisión a Jordi Sànchez y Jordi Cuixart al considerar que las concentraciones al frente de la Conselleria de Economia no fueron pacíficas y que tenían la clara intención de impedir los registros judiciales.

Euroorden contra Puigdemont

También dictó la orden europea de detención y de busca y captura nacional e internacional contra el president de la Generalitat Carles Puigdemont y cuatro de sus consellers, después de que no se presentaran en noviembre a declarar por los hechos relacionados con el proceso soberanista. Y acordó el ingreso en prisión incondicional de los nueve consellers catalanes que sí comparecieron en la Audiencia Nacional, excepto para quien fue responsable de Empresa, Santi Vila, que dejó en libertad después de pagar 50.000 euros.

El noviembre pasado el CGPJ le otorgó la titularidad del Juzgado de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, en el cual hacía dos años que estaba como sustituta del hasta entonces titular Javier Gómez Bermúdez, nombrado juez de enlace en Francia.

Sandro Rosell

Durante este tiempo también ha instruido la causa que se sigue contra el expresidente del Barça Sandro Rosell por integrar una red que se apropió, presuntamente, de fondo de la Confederación Brasileña de Fútbol (CFB) por los derechos de retransmisión de los partidos de su selección.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat