Nuevo paso del abogado Gonzalo Boye contra la magistrada de la Audiencia Nacional María Tardón, que intenta incriminarlo por un presunto delito de blanqueo de capitales procedente del narcotráfico. Boye ha presentado un incidente de recusación y acusa a la jueza de tener "interés personal en perjudicarlo". Por eso, pide que se la retire de la causa.

Tardón fue la encargada de investigar una operación contra el narcotráfico que culminó con su procesamiento por un delito de blanqueo de capitales, y el de José Ramón Prado Bugallo, conocido como Sito Miñanco. En esta causa, donde fueron procesadas 44 personas más y 5 mercantiles, se ha investigado un supuesto entramado criminal liderado por el histórico narcotraficante gallego que presuntamente intentó introducir en España casi cuatro toneladas de cocaína.

El abogado, que también fue abogado de Prado Bugallo, siempre ha negado que blanqueara dinero de esta organización y, además de presentar una querella contra el fiscal y la jueza, ahora ha solicitado la recusación de esta última, a a quién acusa de "falta de imparcialidad" y de tener interés en enviarlo en el banquillo de los acusados por "supuestas e inexistentes falsedades".

El escrito de recusación

Boye denuncia que se le haya denegado algunas diligencias solicitadas y que en su opinión serían clave en su descargo. Además, también pone de relieve su amistad con una abogada que presentó una querella contra él y que esta misma jueza desestimó, procedimiento que el letrado quería incorporar a la causa para tratar "de acreditar" esta falta de imparcialidad de la cual lo acusa.

 

De hecho, Boye y 44 abogados más ya se habían querellado contra Tardón y contra el fiscal Lucas, a quien acusan de aprovecharse de sus cargos para perjudicar gravemente al abogado, responsable de la defensa de una parte importante de los políticos independentistas, entre los cuales Carles Puigdemont.

El caso: ¿por qué se quiere procesar Boye?

Las acusaciones se basaron en la declaración de un testigo del supuesto caso de blanqueo, Andrés Puentes Saavedra, que después de incriminar a Boye fue excarcelado. Puentes consiguió salir de la prisión a pesar de los indicios que lo implican en un asesinato en Colombia en el 2018 de otro de los investigados, Santiago Quintero Marín.

El fiscal Ignacio de Lucas informó favorablemente de la salida de la prisión de Puentes, aunque él mismo había pedido cinco meses atrás que se informara la Fiscalía sobre la "significativa participación" de Puentes en el asesinato y a pesar de saber de la existencia de otras dos causas penales contra este testigo.

Finalmente, delante del informe favorable del fiscal se dictó la libertad provisional de Puentes, sin haber comunicado a las autoridades colombianas los indicios sobre su participación en un asesinato que, por otra parte, compite a las autoridades españolas, dado que se organizó en Madrid y tanto la víctima como el presunto autor vivían allí.

Por eso, Boye denuncia que durante dos años ni la jueza Tardón ni el fiscal Lucas se han interesado en propiciar la investigación del asesinato. De hecho, las acusa de encubrirlo para proteger este investigado a cambio de perjudicar gravemente Boye.

En definitiva, el abogado acusa a la magistrada de prevaricación, criminalización arbitraria y delito de revelación de secretos.

Imagen principal: El abogado Gonzalo Boye / ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat