El president Carles Puigdemont ha seguido la sesión de constitución del Parlamento Europeo a poco más de 10 kilómetros de distancia de la Eurocámara, desde un hotel en la ciudad de Kehl, en Alsacia. Allí le acompañaba su círculo de confianza, desde su mujer, Marcela Topor, y su amigo, Jami Matamala, a los abogados Gonzalo Boye y Josep Costa. También estaba Toni Comín

Una vez ha acabado el pleno, el presidente Puigdemont ha subido a una furgoneta con toda la comitiva. Una media hora después, Boye y Costa han llegado al escenario de la concentración contra el veto a Puigdmeont, Junqueras y Comín, a las puertas del Parlamento Europeu en Estrasburgo. Finalmente, Puigdemont y Comín han optado por no arriesgar y no han cruzado la frontera. 

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat