Ha sido un irlandés, Matt Carthy, del grupo de la Izquierda Unitaria Europea, el encargado de recriminar al presidente del Parlamento Europeo que se haya vetado la presencia de Oriol Junqueras, Carles Puigdemont y Toni Comín. Durante la corta sesión del pleno de constitución de la Eurocámara, el eurodiputado del Sinn Féin ha pedido la palabra para dar un tirón de orejas a Tajani. Fuera, centenares de manifestantes protestaban exactamente por lo mismo.

Visiblemente encendido, ha reprochado que no se haya dejado a los líderes independentistas entrar y ocupar su escaño por culpa de la decisión de un estado miembro y ha exigido que "se tiene que poder hacer oír la voz del pueblo de Catalunya", mientras a su lado, una compañera suya mostraba una fotografía de Carles Puigdemont. Matt Carthy ha alertado a Antonio Tajani, que ha presidido la sesión de este martes a la espera de que los estados se pongan de acuerdo para escoger a su sustituto, que la decisión de cerrar el paso a Puigdemont, Junqueras y Comín "socava la credibilidad de esta Cámara", que tiene encomendada la misión de "luchar por la democracia y los derechos humanos".

Casi la mitad de los eurodiputados por quienes votaron los catalanes el pasado 26-M, 4 de 9, no han ocupado su asiento en el Parlamento Europeo. Los tres independentistas, porque no se lo han permitido, y Josep Borrell porque ha preferido abandonar y quedarse como ministro de Exteriores.

Los únicos eurodiputados catalanes serán por el momento el socialista Javi López, el líder de Cs Jordi Cañas, el histórico jefe de filas de los comunes, en Europa Ernest Urtasun, la exministra del PP Dolors Montserrat y la mujer de Raül Romeva, Diana Ribas. 

Brexit y camisetas amarillas

Durante la menos de media hora que se ha alargado el plenario, ha habido tiempo todavía para más reivindicaciones. Por ejemplo la de los 17 liberales británicos, que han llegado vestidos con camisetas amarillas con el lema "Stop Brexit". Instantes después, cuando Tajani ha dado paso a la interpretación del himno europeo por parte de un cuarteto de músicos, los eurodiputados del Brexit Party de Nigel Farage no se han levantado como señal de protesta. Cuando Tajani les ha recordado que "es una cuestión de respeto" levantarse cuando suena el himno, se han puesto en pie y se han girado de espaldas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat