Las corridas de toros seguirán siendo legales en Baleares aunque serán sin sangre ni muerte del animal. Esta es la prohibición descafeinada que ha aprobado el Parlament balear hoy, con la cual no quiere eliminar la fiesta cultural pero tampoco la mantiene como ha sido hasta ahora.

Entre las medidas que reconoce esta ley aprobada por las Cortes baleares se incluye la prohibición de asesinar a los animales, la prohibición de entrada de menores de edad, la venta de alcohol y la participación de caballos. Así es la ley aprobada de Toros a la balear.

Con la nueva ley que se ha aprobado tampoco no habrá banderillas ni se podrá herir a las bestias. Además, se prevé que cada corrida dure un máximo de diez minutos. Además, la Ley de regulación de las corridas de toros y protección de los animales de las Baleares, prohíbe la muerte del animal durante el espectáculo e impone restricciones al Correbou de Fornalutx.

La ley, que ni prohíbe ni preserva, nace con un aviso de inconstitucionalidad y ha contado con los votos a favor de los grupos parlamentarios PSIB, Podemos y MÉS, los votos en contra de PP y Cs y el apoyo parcial a algunas de las enmiendas por parte del PI.

Oposición taurina

La Fundación Toro de Lidia (FTL) ha anunciado que emprenderá acciones legales contra la citada ley, que prohíbe la muerte del toro durante el espectáculo, porque considera que "saca la esencia de la tauromaquia". ¿Y qué es esta esencia? Pues ni más ni menos que la "muerte" del animal.

El presidente de FTL, Carlos Núñez, ha afirmado hoy que esta ley es "una auténtica barbaridad" y es una "irregularidad jurídica". Por eso, desde la organización esperan la evaluación de la comisión jurídica para emprender acciones legales. "Vamos a denunciar por defender la cultura taurina en las Balears y en toda España", han declarado desde la Fundación, que asegura que la Ley aprobada en el Parlament de las Balears va en contra de diferentes leyes como la 18/2013, que declara la tauromaquia como Bien de Interés Cultural y fija las competencias en esta materia en el Estado y la Ley 10/2015, que protege "la sostenibilidad de las manifestaciones culturales inmateriales".

Además, para señalar todavía más la ley, la Fundación Toro de Lidia ha recordado que el Tribunal Constitucional, en una sentencia del pasado 20 de octubre, declaró la nulidad de la prohibición de las corridas de toros en Catalunya.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat