La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se ha preguntado en respuesta a una pregunta de Vox qué pasará tras la exhumación del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos: "¿Y qué será lo siguiente? ¿La cruz del Valle? ¿Todo el Valle? ¿Las parroquias del barrio arderán como en el 36?". Las palabras de Ayuso, que han sido duramente criticadas por la oposición, han sido respaldadas por el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, que ha lamentado que en campaña electoral "siempre salga el tema de Franco y sus huesos".

En la sesión de control en la Asamblea de Madrid, Ayuso ha respondido a la portavoz de Vox, Rocío Monasterio, que le ha reprochado su "silencio" frente a la Ley de Memoria Histórica y le ha acusado de ser "cómplice" del Gobierno de Pedro Sánchez en la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos.

Ayuso ha subrayado que le "espanta" la Ley de Memoria Histórica y el "remover heridas o abrirlas", pero ha sostenido que la Comunidad no puede hacer nada para evitar la exhumación de los restos del dictador. Ha garantizado que su gobierno va a ejercer sus competencias y a cumplir ley, pero ha recordado que, con el Reglamento de Sanidad Mortuoria en la mano, la Comunidad no tiene que autorizar la exhumación. Ayuso ha llamado a Monasterio a situarse "por encima" de los debates que promueve la izquierda y ha dicho que "Sánchez pretende que sea el propio Franco el que le saque de ese desastre" del bloqueo político.

El portavoz adjunto del PSOE en la Asamblea, José Manuel Rodríguez Uribes, ha llamado "irresponsables" a Ayuso y Aguado y ha insistido en que la exhumación de Franco es un mandato del Parlamento español avalado por unanimidad por el Tribunal Supremo. En su opinión, esas manifestaciones "no se corresponden con el espíritu constitucional, con la reconciliación, ni con el deber de crear un ambiente favorable a una decisión democrática plena".

Para Pablo Gómez Perpinyà, portavoz de Más Madrid, Aguado está "cada vez más cerca de Vox, hasta el punto de que cuesta ya diferenciarlos". "Si tienen tantos problemas en seguir las recomendaciones de Naciones Unidas y con que se deje de hacer homenajes a un genocida, a lo mejor es que deberían replantearse a lo mejor su matriz democrática", ha sugerido Gómez Perpinyà.

El diputado de Podemos, Jacinto Morano, ha dicho que "nunca había escuchado una barbaridad igual" y ha criticado las "posiciones retrógradas" que quieren llevar al enfrentamiento social, "en vez de reconocer que los dictadores fascistas no pueden estar en mausoleos sufragados con los impuestos de todos".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat