El tablero político español está muy envenenado. Después del fracaso de la moción de censura en Murcia, y del anuncio por sorpresa de la candidatura de Pablo Iglesias a la Puerta del Sol, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha aparecido en escena. Lo ha hecho muy crecida, viendo que le será más fácil polarizar con el líder de Podemos. "Mi preocupación es que el comunismo no entre en la Comunidad de Madrid", ha dicho como declaración de intenciones. Ha hecho un cambio de lema de campaña para el 4-M, de "Socialismo o libertad" a "Comunismo o libertad". E incluso se ha felicitado, irónicamente, por la maniobra de Iglesias: "Ayuso crecida: "España me debe una; hemos sacado a Pablo Iglesias de La Moncloa".

En una comparecencia ante la prensa este lunes al mediodía, la presidenta de la Comunidad de Madrid se ha felicitado especialmente por la salida de Iglesias del Gobierno. Lo ha descrito, prácticamente, como el demonio. "Es una persona afín a los independentistas y al entorno de ETA", ha denunciado la dirigente conservadora. "Ha estado actuando siempre contra la Comunidad de Madrid y los intereses de todos los ciudadanos", ha insistido Ayuso. Y ha remachado: "Ha fomentado y cree en la expropiación, la okupación, la intervención de la empresa, los boicots, los ataques desmedidos contra el Hospital Isabel Zendal... O quemando las calles, como hemos visto en las últimas semanas. Es el primero que lo ha jaleado".

Este domingo, de facto, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) avaló la convocatoria electoral de Isabel Díaz Ayuso para el 4 de mayo, a pesar de las mociones de censura del PSOE y Más Madrid. El tribunal rechazó las medidas cautelarísimas pedidas por la Mesa de la Asamblea de Madrid que pedían suspender la disolución de la Cámara para poder tirar adelante con las mociones de censura. A pesar de todo, los argumentos parecían los definitivos: las facultades de la presidencia de Madrid de disolver de manera anticipada la Asamblea "no pueden verse comprometidas por la presentación ulterior de una o varias mociones de censura". Si fuera así, aseguran los magistrados, se "dejaría en la mera voluntad del número de diputados que se necesiten para presentar una moción de censura (15%) el eficaz ejercicio" de detener la disolución del Parlamento.

 

Anuncio por sorpresa de Iglesias

La política española se ha convertido en una serie de Netflix, pero no se sabe exactamente quién escribe el guion. Cuando todas las cámaras miraban hacia la sede de Ciudadanos, se ha producido un nuevo movimiento de fichas, probablemente el más inesperado de todos. El vicepresidente Pablo Iglesias ha anunciado que deja el Gobierno. ¿Por qué lo hace? Para presentarse a las elecciones a la Comunidad de Madrid y disputarle la Puerta del Sol a la presidenta Isabel Díaz Ayuso. Según fuentes del entorno de Pablo Iglesias, la decisión fue tomada el jueves pasado, después de la convocatoria anticipada de Ayuso, y se ha llevado en absoluto secreto hasta hoy, que lo ha anunciado el mismo Iglesias. Es una apuesta muy arriesgada. Iglesias también cede al testigo a Yolanda Díaz y propone a Íñigo Errejón una candidatura única. La transición en el Consejo de Ministros tendrá lugar el 20 de abril. Pedro Sánchez, que se encuentra de cumbre bilateral en Francia con Emmanuel Macron, ha sido informado por el propio Iglesias.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat