La polémica por la oposición del gobierno de Ada Colau al proyecto del Hermitage continúa. Después de que el viernes pasado la teniente de alcalde Janet Sanz acusara Puerto de Barcelona de ir directamente con el proyecto sin tener certezas de la colaboración con el Ayuntamiento, se ha revelado que el mismo consistorio dio permiso a la Autoridad Portuaria de Barcelona para avanzar con el proceso administrativo del proyecto en la Nova Bocana. Así lo pone de manifiesto una carta enviada el 1 de marzo de 2019 por el entonces Gerente Municipal del Ayuntamiento de Barcelona y actual teniente de alcalde, Jordi Martí.

La carta, fechada en el 2019 y a la cual ha tenido acceso ElNacional.cat, representa un visto bueno formal para sacar adelante la tramitación del proyecto, ya que da a entender que más adelante ya se firmaría el convenio. "Es necesario conocer con certeza el proyecto a desarrollar y, por lo tanto, hace falta que por parte de la Autoridad Portuaria de Barcelona se avance previamente en la concreción del proyecto y se desarrollen los trámites correspondientes, a los efectos de contar con un proyecto que permita evaluar su viabilidad y facilitar la adopción de los acuerdos necesarios por parte de los órganos municipales competentes," dice el texto.

La carta que contradice las afirmaciones de Sanz

La carta desmiente las afirmaciones que la teniente Janet Sanz hizo en la rueda de prensa de este pasado viernes. "Puerto de Barcelona había ido avanzando demasiado sin tener estas certezas de trabajo y colaboración con el Ayuntamiento de Barcelona, que son jurídica y formalmente obligatorias para un plan especial aprobado en sede de plenario", criticó Sanz después de ser preguntada por el no del gobierno de Colau en el convenio con Port.

A pesar de reprochar a Port tomar una decisión de forma precipitada y sin tener en cuenta la opinión del Ayuntamiento, la carta de Jordi Martí confirma que la autoridad portuaria sí que tenía el consentimiento formal para sacar adelante la tramitación del proyecto del Hermitage. En el texto se puede leer textualmente que el gobierno municipal avala que Port concrete el proyecto con el fin de avanzar y "que posteriormente se pueda formalizar el convenio previsto, con la posición definitiva del Ayuntamiento de Barcelona". Con este documento queda, pues, evidenciado que Port ha seguido la tramitación que el mismo Ayuntamiento le pidió.

El proyecto del Hermitage en Barcelona

Aunque el Ayuntamiento de Barcelona tumbó el proyecto de llevar el Hermitage a la ciudad, Port de Barcelona no se rinde y seguirá trabajando para traer la franquicia del emblemático museo de San Petersburgo en alianza con el Gran Teatre del Liceu.

Port de Barcelona anunció que no pensaba renunciar al proyecto conjunto con el Gran Teatre del Licee y el Hermitage para presentar una propuesta al ayuntamiento que permita "desarrollar un 'hub' cultural e innovador" en el edificio central de la Nova Bocana. Y el mismo Museo Hermitage Barcelona explicó en un comunicado que todavía piensan sacarlo adelante dado que "se ha desarrollado en estricto cumplimiento con la ley" y el proyecto "se ajusta a todos los requisitos técnicos y urbanísticos".

 

Imagen principal: Proyección del nuevo museo Hermitage en Barcelona. / Toyo Ito & Associates, Architects

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat