El magistrado Pablo Llarena cierra el sumario del caso 1-O, declara en rebeldía a Carles Puigdemont, Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez y les suspende de funciones.

El auto rechaza los flequillos que estaban todavía por cerrar, como un incremento de la fianza que pedía VOX, y deja el caso listo para empezar los trámites para ir a juicio.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat