El aviso de los letrados sobre la votación de los presupuestos no es ningún "límite" para la CUP, que no tiene ninguna intención de hacer "una lectura restrictiva del informe". Así lo ha querido volver a dejar claro la diputada de la CUP Anna Gabriel en El Món a RAC1, donde ha subrayado que "faltaría más que no estuviéramos dispuestas a ser inhabilitadas", así como que "la Constitución española está para sobrepasarla".

El referéndum, pues, se celebrará sí o sí, pero la diputada cupaire ha precisado que justamente es la "falta de democracia" la que les ha hecho pactar con JxSí, motivo por el cual no trabajan con ellos en "clave de socios, sino de mayoría en favor de la autodeterminación".

Gabriel, sin embargo, se ha lamentado de que desde la CUP "no hay ningún entusiasmo" por haber aprobado los presupuestos porque "en materia de políticas sociales, ayer nos quedamos solos en muchas cosas", pero ha querido dejar claro que si lo han hecho ha sido precisamente porque su compromiso con el referéndum es "total".

Ningún ultimátum

La CUP no planteará la fecha del referéndum como un ultimátum, pero esta cuestión tampoco se puede dejar de lado porque "hay una mayoría política y social que entiende que tenemos que fijar la fecha". Como muy tarde, y como siempre han insistido los anticapitalistas, el referéndum se celebrará en septiembre. "Seguro", según Gabriel, que ha querido dejar claro: "No avalaremos ningún sucedáneo ni alternativa que pretenda devaluar el referéndum".

Precisamente por eso, ha pedido que "si hay alguien que está trabajando en un plan B y que dé la cara y diga que no está cumpliendo los compromisos". Al día siguiente de su celebración tiene que haber, a ojos de la diputada cupaire, "un compromiso que empiece un proceso constituyente donde la población defina la República".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat