La ANC ha impulsado una campaña para denunciar las "irregularidades" con el voto exterior de cara a las elecciones del 14-F. La presidenta de la entidad, Elisenda Paluzie, ha enviado una carta abierta al conseller de Asuntos Exteriores y Transparencia, Bernat Solé, en que denuncia "los abusos del Estado español" pero también una "complacencia de facto" de las instituciones catalanas. Paluzie considera que no se ha hecho una defensa "lo bastante contundente" del derecho político de los catalanes en el exterior. Por eso insta instituciones y partidos a impulsar de forma "urgente" el voto telemático. Y lamenta que los partidos independentistas no hayan negociado con el Gobierno la derogación del voto rogado, y que la propuesta de ley para derogarlo haya llegado tarde.

Paluzie relata que en muchos casos los ciudadanos no reciben la documentación para votar en el plazo establecido y explica que los requisitos "suelen ser tan complejos que muchos votos no salen nunca del consulado, porque se consideran nulos, muy a menudo a partir de las opiniones subjetivas de los representantes consulares".

Según los datos que da la entidad, a las últimas elecciones catalanas sólo un 17% de los catalanes en el exterior llegó a solicitar el voto rogado, y se acabaron validando los votos de un 12% del censo. Por todo ello, la ANC asegura que hay "falta de transparencia democrática" porque no hay un registro oficial de representantes de partidos a los consulados o a Madrid que puedan garantizar el buen procedimiento en el recuento de votos.

Trato catalanofóbico

Por otra parte, Paluzie apunta a un "trato poco respetuoso en las embajadas en ocasiones incluso catalanofóbicos", que "desmoviliza en gran parte al electorado en el exterior". Esta consideración hace que haya "una potencial alteración de las mayorías democráticas", ya que, según Paluzie, los catalanes en el exterior suelen votar opciones independentistas. De hecho, señala que en los comicios del 2017 el independentismo supuso un 53,99% de los votos provenientes del exterior.

La presidenta de la entidad reconoce el intento de última hora del Gobierno de pedir una modificación de los procedimientos y plazos a la JEC. Solé reclamó que se enviara antes de lo que se hacía la tarjeta censal y que los votantes pudieran imprimir los boletos en casa. Desde la ANC lamentan que "llegara tarde y no prosperara". También carga por el hecho de que el Parlament todavía no ha promulgado una ley electoral catalana "que incluya la garantía de derecho al voto de todos los catalanes".

Con la campaña #VotExteriorChallenge, la ANC quiere potenciar el voto exterior independentista a las próximas elecciones y también denunciar los "obstáculos" que supone el voto rogado para la participación democrática.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat