El presidente del PP, Pablo Casado, ha criticado este domingo el acto que ha hecho Ciudadanos en Altsasu. "Nosotros lo hicimos hace cuatro meses, sin necesidad de hacer tanto ruido", ha dicho en un acto en Sevilla. Aunque ha reconocido que el PP también ha participado en la convocatoria, Casado ha remarcado que el 24 de junio el PP fue al cuartel de la Guardia Civil a "abrazar a los agentes", "condenar las agresiones" y decir que "el PP no permitiría que Navarra se convirtiera en un anexo de nadie". Además, el presidente del PP ha acusado al resto de partidos de "permitir que los independentistas se presentaran a las elecciones" y decir ahora que "no pueden seguir gobernando". Según Casado, el apoyo de los diferentes partidos a la convocatoria de elecciones en Catalunya hizo que el 155 no se aplicara con la "extensión temporal" y la "amplitud competencial" que quería el PP.

Casado ha reiterado que el PP "siempre estará donde haya una reivindicación constitucionalista y contra los abertzale y los independentistas". "Nadie nos dará lecciones de cómo tenemos que hacerlo", ha apuntado.

Sánchez, "vendido al independentismo"

El presidente del PP ha acusado al presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, de estar "vendido al independentismo" y hacer "barbaridades contra la seguridad jurídica, la unidad nacional y la igualdad de todos los españoles". "Es inadmisible que el gobierno retire el delito de rebelión", ha indicado Casado, apuntando que esta "retirada" de la rebelión es el "gesto" que le pidió al president de la Generalitat, Quim Torra.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat