La asistencia de la candidata del PP por Barcelona a las elecciones generales, Cayetana Álvarez de Toledo, en un acto en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), en Cerdanyola del Vallès, ha causado tensión cuando más de 200 estudiantes han protestado por su presencia.

La comitiva del PP se ha enfrentado con decenas de estudiantes de la UAB que han intentado impedir el acto de la formación unionista. Los populares se han enfrentado a los manifestantes que les cerraban el paso, en un forcejeo que ha provocado momentos de alta tensión hasta que la comitiva ha conseguido acceder a la sala.

La candidata popular se ha hecho eco de los hechos en su cuenta de Twitter, donde ha calificado de "niñatos totalitarios" a los manifestantes. "Lo hemos advertido al llegar: no cederemos ni un milímetro en defensa de la libertad. Y por descontado hemos conseguido entrar", se vanagloriaba Cayetana Álvarez de Toledo, en relación con su visita a la UAB.

Instantes antes del acto, Álvarez de Toledo ha acusado a los manifestantes de ser "mocosos totalitarios y señoritos reaccionarios", asegurando que tienen la universidad "secuestrada". "Les exigimos que se vayan a la biblioteca, a pensar, a leer y a aprender que existen diferentes opiniones. Eso es la democracia", ha añadido.

Un grupo de estudiantes ha intentado cerrar el paso a la candidata y a su comitiva, para impedirles acceder al espacio donde se tenía que celebrar el acto. Una vez dentro, una veintena de Mossos ha empezado a custodiar la entrada y ha habido golpes de porra contra algunos estudiantes.

La candidata ha hecho unas declaraciones antes de entrar al acto, como estaba previsto, y ha conseguido entrar a la sala de la Plaça Cívica junto con el líder del PP catalán, Alejandro Fernández, y el alcaldable de Barcelona, Josep Bou, ayudados por escoltas y Mossos d'Esquadra.

Cayetana Álvarez ha salido por la misma puerta donde había entrado, pero esta vez no hacia los concentrados en la Plaça Cívica sino en dirección al aparcamiento, que era inaccesible para los estudiantes porque impedía la entrada un cordón policial.

Los concentrados en la Plaça Cívica han encendido botes de humo y los han lanzado en dirección a los miembros del PP, pero como estaban a 20 metros de distancia, y con un cordón policial de por medio, no han alcanzado a nadie. Los concentrados han gritado "Fuera fascistas de la universidad", "Nazis no" y "Mossos d'Esquadra torturadores".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat