Es LA foto. Esta:

Rey Barbacoa

Si nos olvidamos de quién sale, es la típica imagen de un padre con su hijo a punto de preparar una barbacoa un domingo cualquiera. Más cotidianidad imposible. La cuestión es que esta cotidianidad de Emérito I con su familia no oficial no la hemos visto nunca con la oficial. No existe ninguna imagen "familiar" del Rey huido preparando una barbacoa con sus tres hijos reconocidos. Ni tampoco de Felipe V y medio haciendo cosas "normales" con sus hijas, aparte del famoso vídeo del día aquel de la sopa de ciénaga.

En cambio sí hemos visto a los actuales reyes haciendo unas cosas muy extrañas en las bicicletas de sus hijas. Son aquellas fotos hechas (y filtradas) por el primo de Letizia, David Rocasolano:

Rey Jugando (1)

Rey Jugando (2)

Mucha gente ayer, cuando apareció LA foto publicada en la revista Paris Match, creyó que era fake. Por eso no circuló mucho. Estamos demasiado escamados con montajes monumentales y no nos creíamos que Corinna Larsen, pareja del Emérito durante años, hubiera cedido la foto para ser publicada. Pero había una cosa que hacía sospechar que era cierta: el color de los pantalones de él. Sólo Emérito I, Julio Iglesias y algunos señores muy boomers que circulan por clubs náuticos se atreven a ir para la vida con bañadores amarillos o pantalones rojos o verdes, combinados con mocasines sin calcetines. Ahora volveré a la verosimilitud de la foto, pero antes, hablemos de lo que vemos en ella.

Desde que salió se han hecho todos los memes posibles, todos los chistes imaginables y más y todo tipo de comentarios. De estos últimos, recojo algunos. Que si la barbacoa no es de piedra sino comprada en un centro comercial, que si el Emérito va con bañador y queremos ver la piscina, que si la brasa no hace humo o qué sentido tiene ser Rey para acabar siendo tú y no un criado quien pasa el calor del fuego y hace la peste del humo y de la carne. Pero también ha sido motivo de debate saber si Emérito I enciende la brasa con papel de periódico y abanico, con papel de periódico y secador, con alcohol y secador o con pat fuego. Y, sobre todo, se ha hablado mucho de la gorra.

¿Qué hace un señor de su edad con la gorra puesta al revés? ¿Calculamos? El niño de la foto ahora tiene 18 años. Entonces debia tener... ¿qué, 6 o 7? O sea, esta foto tiene unos 11 años. Si el Emérito ahora tiene 82, en aquel momento iba por los 70. Por lo tanto, preguntémonos: ¿qué explicación tiene que un Rey de 70 años esté de barbacoa con un niño y los dos lleven la gorra al revés? ¡Coño, que es su padre! Son padre e hijo disfrutando de un día juntos y los dos se ponen la gorra del revés en señal de complicidad.

Pero la foto plantea otros dos temas apasionantes: 1/ ¿Cuántas fotos familiares más debe tener Corinna Larsen y cuando y como las irá sacando?, y 2/ Los que han creído que la foto era fake, en ningún momento dudaron de la veracidad de las acusaciones de la señora Larsen sobre la emérita corrupción. O sea, es más creíble un Emérito corrupto que un Emérito asando carne en bañador y con una gorra del revés. Pues, la verdad, no está nada mal para esta monarquía que nos dimos entre todos, pero que Franco nos dio un poquito más.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat