El Papa Francisco continúa con su viaje de leyenda en Iraq. Esta mañana visita Mosul donde ya ha empezado una misa en un estadio que reúne a diez mil personas.

Papa Francesc Iraq @OPoquillonInicio de la missa en Mossul / Foto: @OPoquillon

Durante cuatro años, Mosul estuvo ocupada por el Estado Islámico de ISIS, fue liberado en el 2017 pero las ruinas de las calles hacen presente la barbaridad que tuvieron que vivir sus habitantes.

Papa Francesc Iraq Vatican NewsEl Papa por las calles de Iraq / Foto: Vatican News

Esta zona del norte del Iraq, es una región semi-autónoma del Kurdistán. Muchos niños y niñas kurdos lo esperan desde primera hora en Irbil, donde se ha habilitado un espacio simbólico rodeado por cuatro iglesias destrozadas por los terroristas que representan el punto de encuentro de diferentes religiones, sobre todo la cristiana.

cartel mosul papa francesc @vaticannews it

El cartel de recibimiento del Papa Francisco en Mosul / Fuente: Vatican News

Como símbolo de bienvenida, los vecinos de Karemlesh han reconstruido una cruz de tres metros con la madera que quedó del incendio de la iglesia católica de St. Adday, destruida también por ISIS el año 2016. El Papa tiene previsto rezar ante la multitud por las víctimas de la guerra. Antes sin embargo, ha viajado en helicóptero por Nínive y ha visitado una pequeña comunidad cristiana en Qaraqosh donde sólo una representación simbólica de las familias han vuelto después de huir de los ataques en el 2014. Los esfuerzos de reconstrucción se han estancado en medio de una crisis financiera durante años y barrios enteros continúan en ruinas. Muchos iraquíes han tenido que reconstruir sus casas a su costa.

El primer ministro del Kurdistán, Massoud Barzani, se ha reunido con el papa Francisco. Barzani ha declarado que está encantado de acoger al Papa en la región. Por su lado, Francisco ha afirmado: "No he olvidado el Kurdistán. No he olvidado vuestra visita y la de vuestro primer ministro en el Vaticano. Vine al Kurdistán por invitación vuestra y he dado las gracias por proteger las diferencias". Y le ha dirigido unas palabras de agradecimiento: "Usted protegió a los cristianos durante la lucha contra el EI. Este lugar se convirtió en el hogar de los cristianos".

El pasado más reciente

El Vaticano espera que la visita emblemática reunirá las comunidades cristianas del país y las anime a permanecer a pesar de décadas de guerra e inestabilidad. Mosul tuvo una profunda importancia simbólica por ISIS y se convirtió en el eje vertebrador burocrático y financiero del grupo. La liberación llegó en julio del 2017, después de una feroz batalla de nueve meses. Según las primeras investigaciones, murieron entre 9.000 y 11.000 civiles.

La comunidad cristiana de Iraq se ha reducido de 1,5 millones antes de la invasión dirigida por los Estados Unidos del 2003 que expulsó Saddam Hussein a sólo 400.000 actuales, aproximadamente el 1% de los 40 millones que vivían en el país de mayoría musulmana. La mayoría de ellos habían vivido en las vastas llanuras de la provincia de Nínive, al norte de la provincia, que se fijó en el 2014.

Todo empezó en junio del 2014, cuando se declaró un califato que se extendía desde el territorio del norte de Siria hasta el norte y el oeste de Iraq. Fue desde la mezquita al-Nuri de Mosul donde el líder del grupo, Abu Bakr al-Baghdadi, hizo su única aparición pública cuando pronunció un sermón pidiendo a todos los musulmanes que lo siguieran como califa. Aunque el grupo extremista ya no controla ningún territorio, todavía realiza ataques esporádicos, sobre todo al norte.

El país también ha recibido una serie de ataques de cohetes recientes de milicias apoyadas por Irán contra objetivos de los Estados Unidos, violencia ligada a las tensiones entre Washington y Teherán.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat