Al menos 73 personas han muerto y más de 3.000 han resultado heridas desde el principio de las violentas protestas antigubernamentales que han conmocionado a Irak esta semana, según ha informado este sábado la Alta Comisión del Irak para los Derechos Humanos, un grupo de observadores humanitarios de carácter semioficial.

La mayoría de los muertos son civiles aunque también se tiene constancia de seis agentes de policía muertos desde el estallido de las protestas martes pasado, según ha informado uno de los responsables de la organización, Alí en el Bayati.

Este nuevo balance, que aumenta significativamente las estimaciones anteriores, se ha dado a conocer horas después de que el primer ministro del Irak, Adel Abdul Mahdi, levantara el toque de queda sobre la capital del país, Bagdad, impuesto el jueves como respuesta a las protestas contra el Gobierno del país por la crítica situación económica, el paro y la corrupción.

Toque de queda

El toque de queda en la ciudad ha sido suspendido en torno a las 04.00h de esta madrugada, hora peninsular española, según los medios oficiales citados por la cadena panárabe Al Yazira, aunque de momento parece seguir vigente en otras ciudades del país.

Esta crisis representa el mayor reto en lo que se ha enfrentado el primer ministro, que accedió al poder el año pasado con el apoyo de los partidos chiíes que gobiernan el Irak desde la caída de Sadam Hussein en el 2003.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat