A sólo tres días para las elecciones presidenciales francesas, y con las encuestas totalmente en contra, la ultraderecha no se rinde y, hábilmente, ha jugado una última carta: extender el rumor de que su contrincante tiene una cuenta en un paraíso fiscal para evadir impuestos. Lo soltó este miércoles la candidata del Frente Nacional, Marine Le Pen, en el debate televisado que mantuvo con el socioliberal Emmanuel Macron, y este jueves ya se ha convertido en el tema central de la campaña.

Fue en la recta final del debate cuando Le Pen soltó: "espero que no conozacamos que Usted tiene una cuenta 'offshore' en las Bahamas". Poco antes, el rumor se había empezado a difundir ya por las redes sociales. Aunque Macron lo pudo superar durante el debate, negando la máxima, y recordando que Le Pen tiene cuentas pendientes con la justicia -en referencia a los supuestos trabajos ficticios en el Parlamento Europeo-, la acusación ya había calado entre a la opinión pública.

Además, la acusación ya vendía agitada por las dudas que ya había sobre la figura Macron, quien ganó millones de euros como banquero, pero que en cambio presentó uno de los patrimonios más bajos de los candidatos en la primera vuelta de las elecciones en el Elíseo.

Para contrarrestar la campaña, Macron ha presentado ya una querella por falsificación y difusión de documentos falsos destinado a influir en las elecciones, y ha acusado a su rival de querer alimentar un rumor como último recurso para reducir la diferencia de votos que le dan las encuestas. El candidato ha asegurado que este recurso, el de tirar una información falsa en las redes sociales para dar a la candidata la oportunidad de utilizarla, es un clásico de la extrema derecha.

Rusia y Donald Trump

De hecho, parece que la historia se repite. Al mismo tiempo que Le Pen tiraba la acusación sobre su contrincante, su pareja y vicepresidente del partido, Louis Aliot, aseguraba en una entrevista, la existencia de dos páginas web norteamericanas que demostraban el fraude fiscal del candidato de En Marché!. Unas informaciones que aportaban unos documentos, falsos segundos la campaña de Macron, que demostrarían unas cuentas a las Islas Caimán -no en las Bahamas como había afirmado Le Pen-.

La información salía de unas webs próximas al presidente Donald Trump, y poco después, varios medios de comunicación rusos que publican información en francés ya daban la noticia. Los paralelismos con la campaña de las elecciones norteamericanas, que enfrentó Donald Trump e Hillary Clinton, son innegables. El extraño triángulo entre Trump, Putin y Le Pen, a tres días de las elecciones.

Sin embargo, a pesar de que las etiquetas de Twitter "#MacronCacheCash" (Macron esconde dinero) y "#Macrongate" cogieron una fuerte volada durante el debate televisivo, los analistas y las encuestas coinciden en decir que Macron ganó el debate y salió reforzado, delante de los 16 millones de espectadores que lo siguieron. Además, las últimas encuestas, algunas de las cuales ya recogen parcialmente las opiniones posteriores al debate, dan la victoria a Macron por una amplia ventaja. La última, publicada esta tarde y hecha por Paris Match, Sur Radio y CNEWS, amplía todavía más la ventaja de Macron, situándolo en un 61% de los votos, y dejando Le Pen a sólo un 39%.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat