El Tribunal Constitucional de Alemania ha dejado en suspenso la ratificación de la ley que autoriza la participación del país en el fondo de recuperación europeo, dotado con 750.000 millones de euros, mientras sopesa una petición de urgencia que pretende bloquear la legislación. El Bundestag había aprobado el jueves la participación alemana en el programa de ayudas, y la decisión del TC implicará de entrada un retraso.

El retraso permitirá a los jueces estudiar si hace falta emitir una orden preliminar en el caso, según ha indicado el Tribunal Constitucional Federal en un comunicado. Este tipo de medidas no son infrecuentes y la sentencia provisional podría llegar en unos días.

La decisión es el resultado de una demanda que se presentó el viernes en nombre del grupo ciudadano Bündnis Bürgerwille, impulsado por uno de los fundadores del partido ultra AfD, Bernd Lucke. Como parte de la demanda, el grupo busca una resolución provisional que impida la entrada en vigor de la ley mientras el caso esté pendiente.

El plan de estímulo de la UE, que está dotado con 750.000 millones, es la pieza central de la respuesta económica a la recesión provocada por la pandemia. La Comisión Europea no podrá captar deuda en los mercados de capitales para financiar este fondo hasta que la legislación subyacente haya sido plenamente ratificada en los 27 Estados miembros; en el caso de Alemania eso requiere la firma del presidente, Frank-Walter Steinmeier, que el tribunal ha bloqueado hoy por hoy.

No obstante, los fondos no se tienen que recaudar hasta finales del segundo trimestre de este año. Es probable que el pleito dure años, pero el tribunal podría permitir al presidente firmar la ley, añadiendo al mismo tiempo advertencias que permitan a Alemania retirarse en última instancia en caso de una sentencia adversa.

El Tribunal Constitucional alemán ya se ha mostrado combativo en otras ocasiones a la hora de contrarrestar la expansión creciente de las competencias de la Unión Europea a costa del poder del estado alemán. Hace poco lo hizo en su sentencia sobre el programa de compra de bonos del Banco Central Europeo el pasado mes de mayo, que provocó un terremoto en la estructura de poder entre Karlsruhe (sede del TC alemán), Berlín, Bruselas y Luxemburgo (sede del Tribunal europeo).

Del total de millones previstos del plan de recuperación, 140.000 millones está previsto que sean destinados a España. El Gobierno español ha presupuestado para este año 27.000 millones de los programas de recuperación europeos, y esperaba empezar a recibir adelantos a partir del verano.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat