El Gobierno alemán ha exigido este lunes la liberación "sin dilación" del líder opositor ruso, Alexei Navalni, que fue detenido el domingo en Moscú nada más aterrizar procedente de Alemania.

El ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, ha asegurado en un comunicado que es "totalmente incomprensible" que Navalni haya sido detenido nada más llegar a suelo ruso.

navalni detención - @Kira_Yarmysh Twitter

La detención de Navalni este domingo / EFE

"Debe ser liberado sin dilación", ha subrayado Maas, que ha indicado que el opositor ruso ha regresado a Moscú tras el envenenamiento del pasado agosto porque considera que Rusia es su patria "personal y política".

"Proteger los derechos de los ciudadanos"

Rusia, ha agregado Maas, está obligada por su constitución a preservar el Estado de derecho y a proteger los derechos de sus ciudadanos. Además, el Gobierno ruso debe hacer todo lo posible por aclarar los detalles del envenenamiento de Navalni.

"Seguimos esperando que Rusia haga todo lo posible para aclarar completamente este ataque y llevar a los culpables ante la justicia", ha afirmado el ministro de Exteriores.

Navalni partió este domingo de regreso a Moscú desde Berlín, tal como había anunciado unos días atrás. Sobre el opositor pesaba una orden de detención por un presunto fraude de 2014. Varias decenas de seguidores que le esperaban en el aeropuerto fueron detenidos.

El envenenamiento

El opositor fue trasladado el pasado agosto a Berlín en coma inducido tras haber sido envenenado con una sustancia tóxica de la clase Novichok, que le provocó un colapso. En Alemania permaneció cerca de un mes hospitalizado y luego otros cuatro recuperándose.

El gobierno de la canciller Angela Merkel ha requerido desde entonces repetidamente a Moscú aclarar lo ocurrido, hasta ahora sin éxito.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat