El movimiento '¡En Marche'!, de el exsocialista y exministro ministro de Hollande, Emmanuel Macron, va viento en popa. Si la crisis de los socialistas, sumada a los últimos escándalos del candidato de la derecha François Fillon y de la del Frente Nacional Marine Le Pen, le habían dado alas; la alianza de este martes con el presidente del Movimiento Demócrata (MoDem) francés, François Bayrou, lo ha hecho acabar de despegar.

Bayrou, quien se había presentado a las tres últimas elecciones como alternativa a los partidos habituales, no hará esta vez en solitario, sino de la mano de Macron. En las últimas contiendas electorales, Bayrou había ido perdiendo fuerza, pasando del 18 por ciento de los votos el año 2007 al 9% el año 2012. Ahora, sin embargo, hará tándem con Macron y construirán una alianza de cara a ser la opción de socio-liberal, ante la previsible derrota de los socialistas a la primera vuelta de las elecciones.

Bayrou ha hecho así un llamamiento a unir fuerzas, ante el "peligro" de Le Pen, una alianza que Macron ya ha aceptado. A pesar de que la fuerza del Movimiento Demócrata, según las encuestas, se inferior al 10%, el apoyo es clave para Macron.

Actualmente, las encuestas dan una ajustada distancia entre Fillon y Macron, donde el candidato de la derecha iría por delante, pero esta tendencia se podría ajustar todavía más o incluso revertido con la ayuda de Bayron. De momento, sin embargo, las encuestas prevén un combate Le Pen - Fillon para la segunda vuelta, el 7 de mayo.

Cinco nombres, para un solo lugar

Con la renuncia de Bayrou a presentarse por separado, son ahora cinco los posibles candidatos a ocupar el Elíseo, en sustitución de François Hollande. Estos son Marine Le Pen, del Frente Nacional; François Fillon, para los Republicanos; Benoît Hamon, para los Socialistas; Emmanuel Macron, para En Marché y Jean Luc Mélechon, para el partido de izquierda França Insubmisa.

Los que tienen más posibilidades son Marine Le Pen,, y François Fillon. Eso sí, los dos se están viendo involucrados en una serie de escándalos desde las últimas semanas que les dificultan el camino.

Fillon ha habido de lidiar con el escándalo de los trabajos ficticios de su mujer y sus hijos, aunque se ha negado a retirar su candidatura, mientras que Marine Le Pen está lidiando ahora con las irregularidades en la contratación de dos de sus asistentes en el Parlamento Europeo, por lo que la cámara le pide devolver casi 330.00 euros.

Todo esto, deja en suspense qué puede pasar los próximos meses de abril y mayo, cuando la ultra derecha de Le Pen se puede hacer con el poder de Francia por los próximos cinco años.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat