Alemania quiere erigirse como gran alternativa para luchar contra el populismo. Así lo ha afirmado este miércoles la canciller del país, Angela Merkel, que ha criticado las soluciones fáciles que ofrecen este tipo de populismos, en su primer discurso ante la cámara baja después de anunciar que se presentará para un cuarto mandato. Además, Alemania también quiere erigirse como gran potencia internacional, incrementando el poder de Exteriores a través del presupuesto.

Merkel ha apostado en su discurso de este miércoles ante el Bundestag por el multilateralismo, los tratados de libre comercio y la necesidad de no aislarse. Alemania no lo hará, ha dicho, y ha criticado que el presidente electo de los Estados Unidos quiera romper los tratados de libre comercio como el del Pacífico (EE.UU., Canadá y México). "No beneficiará a nadie", ha sentenciado.

De esta manera, Merkel ha apostado por seguir abriendo acuerdos comerciales y defender las alianzas con la Unión Europea y los Estados Unidos. "Alemania no puede resolver sola los problemas del mundo", ha asegurado Merkel.

Este discurso marca claramente la estrategia que Merkel quiere seguir de cara a las elecciones que se celebrarán el año que viene y para su nuevo mandato. La canciller alemana quiere un país fuerte, capaz de seguir liderando Europa y su economía, y que no desfallezca ante los populismos existentes por toda Europa.

Más peso para Exteriores

No sólo las palabras dan apoyo a esta idea, también los hechos. El Bundestag asignará para el año que viene más recursos que nunca a su departamento de Exteriores en los presupuestos federales alemanes. Una muestra más de como Alemania quiere dar peso a sus relaciones exteriores y ganar peso en el ámbito internacional, en un momento de incertidumbre por la inesperada victoria de Donald Trump en los EE.UU.

Si hasta ahora el presidente de los Estados Unidos era considerado el máximo líder del mundo libre, ahora puede ser que estos empiezan una etapa de más aislamiento fuera de los grandes tratados comerciales, y Alemania podría querer coger las riendas y erigirse en el papel de gran potencia al nivel de los EE.UU.

Además, el hecho de dar más peso para Exteriores incrementa el poder de uno de los ministerios que tienen los socialdemócratas, el socio de la gran coalición de Merkel, que también puede ser interpretado como una manera de estrechar los lazos de cara a una nueva alianza en un futuro gobierno después de las elecciones alemanas de septiembre. De momento, los números de las encuestas dan para poder repetir gran coalición y hacer canciller por cuarta legislatura a Angela Merkel.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat
Donald Trump Cartell en jardí 20151016 (Thierry Ehrmann)
AMÉRICA, AMÉRICA Yo también habría votado a Trump Natàlia Rodríguez