Pablo Iglesias ha vuelto a llevar al Palau de la Generalitat a Manuel Chaves Nogales. El periodista sevillano ha cruzado la misma puerta que atravesó en el año 36 para entrevistar al president Lluís Companys. Lo ha hecho entre les páginas del libro que el líder de Podemos llevaba bajo el brazo para regalar al president Quim Torra. El volumen reúne artículos publicados en los años treinta, en que Chaves Nogales intentaba comprender qué pasaba en Catalunya, el por qué de las manifestaciones multitudinarias ―“un millón de personas en las calles. Ni un solo guardia. El espectáculo era bonito”, ¿les suena?―; la conversión de los líderes catalanes en símbolos ―“Catalunya tiene esa virtud imponderable: la de convertir a sus revolucionarios en puros símbolos, ya que no puede hacer de ellos perfectos estadistas”―; la persistencia de las reivindicaciones soberanistas ―“un sentimiento tan metido en la entraña de este pueblo como el del afianzamiento de su personalidad tiene fuerza bastante para subsistir soterrado y brotar pujante cuando llega su hora”―...

La lectura del Chaves Nogales de la época de la República a través de los ojos del 2018 es impresionante. Y este sentimiento seguramente es el que ha invadido a Pablo Iglesias. El periodista sevillano, que años antes de conversar con Companys ya había entrevistado al president Francesc Macià, se preguntó qué pasaba, y, para descubrirlo, habló con todo aquel que le podía proporcionar información. De sus artículos se desprende una radiografía honesta y sincera de un escenario político complejo. Son piezas brillantes y tremendamente reveladoras.

La elección de Iglesias es, no obstante, curiosa. ¿Cuál es la intención del regalo? ¿Explicar al president Torra una historia que ya conoce con un autor que sin duda ya habrá leído? ¿No habría sido más adecuado reservar este regalo a Pedro Sánchez, un gran desconocedor de Catalunya? Chaves Nogales describe lo que denomina "el separatismo" como "una rara sustancia que se utiliza en los laboratorios de Madrid como reactivo del patriotismo, y en los de Cataluña como aglutinante de las clases conservadoras”.

Más de 80 años después de que Chaves Nogales entrevistara al president Companys después de abandonar el penal del Puerto de Santa María por su participación en los hechos del 6 de Octubre, el Govern i el president Carles Puigdemont vuelven a padecer prisión y exilio. Las manifestaciones multitudinarias han vuelto a la calles de Catalunya y el sentimiento independentista ha retornado a los laboratorios de Madrid para su análisis y su nuevo intento de exterminio y también se ha apoderado de la política catalana.

¿Cuál era el mensaje de Pablo Iglesias? Cuatro años después de la entrevista con el periodista sevillano, Companys murió fusilado por el régimen del general Franco. Cuatro años más tarde fue el propio Chaves Nogales quien murió en el exilio. La historia es a veces portadora de mensajes.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat