"Sólo se tiene lo que se ahorra, que decía mi madre; y así era antes, pero vamos hacia un nuevo paradigma, las medidas de los bancos centrales para abordar la crisis tenían que ser temporales pero parece que no acaban, y es por eso que he escrito este libro, no pretende ser pesimista ni catastrofista pero sí tomar conciencia". Así es como el economista y exdiputado europeo Ramon Tremosa ha hecho referencia a su nuevo libro ¡Qué hacen los bancos centrales!, un escrito donde pone luz a las políticas monetarias y fiscales y expone, mediante su experiencia en Bruselas, los entramados dentro del mundo económico internacional.

La presentación, que ha contado con la intervención de la Secretaria de Economía de la Generalitat, Natàlia Mas-Guix y el exconseller de Economía, Andreu Mas-Colell, ha querido poner los puntos sobre las íes con respecto a economía europea e internacional. "Es un libro que da la vuelta al mundo", ha apuntado Mas-Guix, ya que da un repaso de varios países y las decisiones tomadas en materia económica a nivel mundial.

La publicación de este libro coincide con el adiós de Mario Draghi al frente del Banco Central Europeo, conocido por haber salvado el euro durante la crisis del 2008, y que, según Tremosa, "fue la persona adecuada en el momento adecuado para gestionar la crisis". De hecho, el libro "evidencia la admiración de Tremosa por Draghi", asegura Mas-Colell.

El libro repasa las inyecciones masivas de dinero, los rescates bancarios, la crisis repentina del 2008 vista desde varios lugares del mundo y la incidencia de las medidas extraordinarias implementadas para abordarla. Unas medidas que "tenían que ser temporales", como la compra a gran escala de deuda pública y privada y los tipos de interés cero y negativos, "que se están alargando de una manera difícilmente explicable", explica el autor. ¿Y el adiós de Draghi cambia las cosas? Según Tremosa, la sustitución de este por Christine Lagarde supone la continuidad de una política monetaria que introduce los bancos centrales en un territorio desconocido, "generando una oposición creciente en Alemania y en los países nórdicos".

Catalunya y el euro

"Y ¿ qué pasa a Catalunya"?, se preguntan. Siguiendo la situación actual, el margen de maniobra es reducido. "Los incentivos fiscales de la Unión Europea limitan mucho y estas tienen que ser más transparente y más flexibles y proteger la inversión, sobre todo en investigación, innovación," explican los ponentes.

Este es, en definitiva, un relato para tomar conciencia de lo que han supuesto las medidas en materia monetaria y las "bondades" que ha traído el euro. Además, con respecto a Catalunya, Tremosa asevera que "ha aguantado muy bien el tipo gracias al juego que ha dado la moneda única, que ha permitido planificar a medio plazo con cierta credibilidad."

En este sentido, exclama: "Imaginémonos la crisis del 2008 con la peseta: no cuesta imaginar que todas las bondades que hemos tenido no las habríamos podido hacer sin el euro". Y así acaba: "El euro nos ha aportado una libertad de movimiento y de mercado que con la peseta no teníamos, y ¡larga vida al euro"!

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat