El think tank Impact.Barcelona ha nacido en la Pedrera y con la colaboración de su fundación, en el entorno inmejorable de la sala que lleva el nombre de un innovador, Antoni Gaudí. Y lo ha hecho con dos objetivos: convertirse en una referencia internacional en materia de innovación, emprendeduría, educación y actividad empresarial y servir como punto de encuentro para jóvenes talentos y personas de reconocido prestigio académico, político y empresarial. Bajo el lema "Today is when things start to change", los cuatro jóvenes fundadores y también estudiantes de Economía de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) que se autodefinen como "inconformistas y trabajadores" aseguran a El Nacional que quieren crear un laboratorio de ideas capaz de "cuestionar el status quo". 

El acto fundacional que ha sido moderado por el comunicador Manel Fuentes ha contado con la presencia del director general de Promoció Econòmica, Albert Castellanos que ha sustituido el vicepresident de la Generalitat, Oriol Junqueras, por motivos de agenda, la directora de la Graduate School of Economics (GSE), Teresa Garcia-Milà o el CEO de Mobile World Capital, Aleix Valls así como también, el CEO de Inkemia, Josep Castells y el presidente de ASCRI, Javier Ulecia. 

Hablar más allá de la generación

Para unos mucha experiencia y para otros, demasiada juventud. Para unos un largo camino por recorrer y para otros, un largo camino recorrido. ¿Pero quién es quién? El diálogo intergeneracional de Impact.Barcelona ha hablado entre generaciones y mucho más allá de la edad. Por un lado, cuatro jóvenes talentos y por el otro, cinco profesionales por tratar un gran abanico de temas. Desde como financiar las partidas de investigación a la eficiencia de un profesorado formado por funcionarios pasando por la inversión y el desarrollo de startups y la reducción de la burocracia como barrera de entrada para las pequeñas y medianas empresas (pymes). Una pequeña cata que hace volar la imaginación.

Dentro de un marco de anonimato pactado entre los organizadores y los participantes, vale la pena reproducir algunas de las declaraciones mencionadas: "¿nos tendríamos que plantear si nuestra oferta formativa responde a las necesidades de nuestro tejido productivo", "¿es compatible compaginar la igualdad de oportunidades y la atracción de talento?", hemos confundido la educación con la empleabilidad, es deshoneto exigir 70.000 euros por un máster y después pedir que los jóvenes emprendan", "se tiene que eliminar burocracia y dar salida a los proyectos de investigación", "el mundo de las startups no resolverá el paro pero es muy necesario", "la innovación tiene que estar liderada desde la proximidad a la necesidad" y "para emprender se tiene que tener experiencia en la vida", entre muchas otras. Una lluvia fría de ideas que conviene cocer a fuego lento.

Cuatro ejes vertebradores

Una vez finalizado el diálogo intergeneracional, han tenido lugar las actividades en pequeño grupo que han propuesto abarcar la educación, la innovación, la emprendeduría y la actividad desde la proximidad y una conversación distendida entre sus integrantes. Educación, innovación, emprendeduría y actividad empresarial. Cuatro platos fuertes a debate con el fin de acabarlo poniendo sobre el papel con un documento lleno de propuestas y recomendaciones. Networking, le llaman algunos. 

Entre todas ellas destacan: una mejor adaptación a las necesidades de cada alumno, el acceso a los circuitos internacionales de investigación puntera, la maximización del impacto del presupuesto de I+D, una mejor financiación de las universidades y centros de estudios, la creación de un marco favorable al crecimiento y la internacionalitzación de Pymes para llegar a ser grandes empresas así como la reducción de trabas burocráticas o un mejor sistema de becas.  

Ahora bien, queda por ver, tal y como han indicado los creadores de Impact.Barcelona "cuál es el impacto real de estas propuestas y si se consiguen legislar e implementar." Mientras tanto, ya han ganado el paso del tiempo, a caballo entre la juventud y la experiencia.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat