La sorpresa de Seat era una de las citas más esperadas del Mobile World Congress de este año. Con promesas de "una revolución de la movilidad del futuro", el CEO de la empresa, Luca de Meo, ha presentado hoy su gran sorpresa: el Seat Minimó. "Es la solución que estaban esperando las empresas de carsharing -coche compartido-, un modelo que será clave para mejorar la rentabilidad de este tipo de compañías. El concepto que hoy presentamos da respuesta tanto a las necesidades de las urbes como de los proveedores de carsharing", ha asegurado de Meo.

El Minimó, un coche pequeño y biplaza, estilo mancha-mancha -los vehículos que se pueden conducir a partir de los 14 años-, presenta grandes prestaciones, es 100% eléctrico, con autonomía de hasta 100km y tiene una capacidad de carga muy rápida gracias al sistema battery swap, que permite cargar la batería al máximo en pocos minutos. "Queremos liderar la estrategia de micromovilidad del Grupo Volkswagen creando ideas y productos diseñados para trayectos cortos", asevera de Meo.

seat minimo luca de meo mwc

Foto: Seat | Cedida

De Meo asegura que con el Minimó se conseguirá "una movilidad más fácil a la mitad del coste", ya que con este sistema el precio se reduce al 50%, proporcionando "el mejor del coche y de la moto". El vehículo, de 2,5 m de longitud y 1,24 m de ancho, que ocupa 3,1 metros cuadrados enfrente de los 7,2 de un coche normal, reduce "considerablemente la huella ecológica en la ciudad". Minimó se puede aparcar en los aparcamientos para motos y, en circulación, dos unidades juntas ocupan el mismo espacio que un coche de tamaño medio.

El coche hiperconectado con 5G

Se trata al mismo tiempo de un coche que cuenta con tecnología 5G, hiperconectado, con varias prestaciones que hasta ahora todavía no habíamos visto en un vehículo. Como ejemplo, De Meo ha explicado que el Minimó tiene la capacidad de reconocer si el conductor tiene 16 años o más de 18, y regula en función de eso sus características.

Al mismo tiempo, el coche se comunica con el usuario a través de una pantallita situada debajo de la matrícula de delante y mediante el Asistente de Google a Android Auto, el conductor puede centrarse en la carretera y mantener sus manos en el volante mientras interactúa con su voz con el vehículo para obtener respuestas, gestionar tareas y controlar los diferentes medios.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat