Núria Bosch (Vigas, 15 de agosto de 1955) es doctora y catedrática de Economía pública por la UB. También dirige la cátedra de Federalismo fiscal del Instituto de Economía de Barcelona. Ha publicado una larga lista de trabajos en hacienda pública, financiación autonómica y local, prestación de los servicios públicos o balanzas fiscales. El 24 de febrero del 2015 sustituyó a Carles Viver y Pi-Sunyer al frente del Consejo Asesor para la Transición Nacional. Nos recibe en una sala de reuniones de la universidad con el tiempo justo para hablar de prácticamente todo. Pensiones, procés, financiación (autonómica e internacional), deuda, inversiones y referéndum. "Catalunya es un país rico pero no disfruta de su riqueza."

Nuria Bosch Sergi Alcazar

¿En qué situación se encuentran las pensiones en Catalunya?
El sistema de pensiones está en un momento crítico. Hay déficit del sistema de la seguridad social tanto en Catalunya como en el resto del Estado. Hay un factor demográfico que es el envejecimiento de la población, cada vez hay más esperanza de vida, y eso hace que aumente el gasto en pensiones. Al mismo tiempo, los ingresos no crecen al ritmo que tendrían que crecer. Tenemos bastante paro y hemos pasado un periodo de crisis importante. En términos relativos, el número de los que cotizan y pagan las pensiones se está reduciendo con respecto a los que la cobran. La situación general de las pensiones es un fenómeno global.

¿Tenemos mejores o peores condiciones que el resto del Estado?
La situación en Catalunya es mejor que en el resto del Estado. No lo digo yo sino diferentes expertos: estamos mejor posicionados. Catalunya tiene una tasa de dependencia demográfica (la relación entre el número de pensionistas de más de 65 años y las personas que cotizan) más baja. En términos relativos, hay más gente que puede contribuir a la financiación de las pensiones. Los ingresos son más altos en Catalunya porque no tenemos tanto paro, el salario medio es más alto y por lo tanto, la cotización media también es más alta que en el resto del Estado. Las previsiones también auguran que el gasto catalán crecerá menos.

El año que viene quizás ya habrá desaparecido todo el fondo de seguridad social

¿Más ingresos y menos gasto quiere decir más sostenibilidad?
Catalunya tiene unas mejores condiciones para poder afrontar el problema de sostenibilidad del sistema de pensiones. Se tienen que hacer reformas como alargar la edad de jubilación y plantearnos cómo se tienen que financiar las pensiones. Aquí hay todo un debate en torno a las cotizaciones y los impuestos.

El fondo de reserva de la seguridad social ha bajado de los 66.815 millones de 2011 a los 15.020 millones de 2016...
El fondo de reserva se creó en el Pacto de Toledo. Coincidiendo con las épocas de bonanza, se propuso guardar el superávit, hacer un fondo e invertirlo para que diera una rendibilidad de cara a las épocas de déficit. En los últimos años, el sistema de la seguridad social ha sido muy deficitario y se han ido sacando muchos recursos. El problema es que quizás el año que viene ya habrá desaparecido todo el fondo. 

¿Qué pasaría en un escenario así?
Entonces, el déficit social se tendrá que financiar todo con endeudamiento.

Nuria Bosch Sergi Alcazar

El Estado español tiene activos que nos tendremos que repartir

¿Los jóvenes tenemos la pensión asegurada? Muchos economistas no lo ven claro...
La situación no tiene que ser tan dramática. Sí que es cierto que la jubilación de la generación del Baby Boom será un momento crítico pero se podrá superar haciendo reformas. En un futuro, los pensionistas cobrarán una pensión más baja y con menos poder adquisitivo que la actual. La economía volverá a vivir periodos de crecimiento y los problemas se atenuarán. Ahora bien, la pensión no podrá tener la función que tiene ahora. Se tendrán que idear nuevas fórmulas como fondos de pensiones privados para poder complementarlo con el sistema. También hay quien propone que a partir de ciertas edades se cobre la pensión a la vez que se sigue trabajando con trabajos parciales.

¿La independencia mejoraría el sistema de pensiones?
Catalunya es un país rico y hacemos una contribución fiscal muy importante al resto del Estado. Con la independencia, estos recursos se quedarían aquí. Es cierto que tendríamos que asumir nuevos gastos como el sistema de pensiones pero los cálculos que se han hecho auguran que sin embargo, habría un excedente. Una Catalunya independiente sería más rica y se podrían plantear medidas para incrementar el bienestar con más recursos.

En una negociación, tendría que haber repartición de pasivos pero también de activos...
Exacto. Siempre se dice que tendremos que asumir la deuda pero el Estado español también tiene activos que nos tendremos que repartir. Aunque este fondo de reserva ha disminuido mucho, así que poca cosa nos tocará.

Una sumisión multilateral nunca podrá resolver el problema de Catalunya

¿Catalunya tiene todavía motivos para negociar la financiación autonómica con el Estado?
No tiene sentido que Catalunya vaya a la reunión. Se ha mostrado por activa y por pasiva que una sumisión multilateral nunca podrá resolver el problema de Catalunya. Hay una serie de cuestiones e intereses territoriales que lo impedirían. La única solución para Catalunya es tener un acuerdo bilateral como tienen los vascos y encontrar una financiación adecuada. Ir a negociar con todas las otras comunidades no traerá ningún beneficio a Catalunya.

Nuria Bosch Sergi Alcazar

¿Tiene solvencia suficiente para financiarse en los mercados internacionales y abandonar el FLA?
Depende de la situación financiera de la Generalitat. Si realmente puede ir reduciendo el déficit como que lo ha reducido bastante, eso le da más credibilidad. La credibilidad se mide por la potencialidad de obtener ingresos pero como el sistema de financiación de la Generalitat es muy defectuoso, ahora mismo no tiene demasiada. Eso es un handicap a la hora de ir a negociar. Un Estado catalán tendría mucha credibilidad por la potencialidad económica y se financiaría fácilmente en los mercados.

Las agencias de rating norteamericanas puntúan Catalunya en la categoría de bono barrería con perspectiva negativa... ¿Es una evaluación sesgada por el contexto actual?
Claro. Catalunya es un país rico pero no disfruta de esta riqueza porque tenemos un sistema de reparto de ingresos donde no nos toca lo que nos tendría que tocar. La Generalitat se tiene que fiar de lo que le pasa al Estado mientras los vascos tienen la sartén por el mango con una hacienda propia donde recaudan y tienen los recursos. Eso les da más credibilidad.

Catalunya es un país rico pero no disfruta de esta riqueza

¿Es creíble que el proceso asusta a las inversiones?
Para los datos que tenemos, parece que el procés no asusta a los inversores. Las inversiones se han hecho y han crecido. No les da miedo. Quizás piensan que pase lo que pase la situación no será grave. La independencia no alterará mucho la situación de los mercados ya que Catalunya continuará en la Unión Europea (UE). Más o menos, todo seguiría igual.

De Guindos defiende que la independencia empobrecería el PIB catalán en un 30%.
Eso no está sustentado en ningún estudio económico. Se han hecho estudios e incluso, se prevé que si hay boicot comercial de España contra Catalunya, el máximo que se reduciría el PIB sería un 1% o un 2%. Sin embargo, no un 30%.

Nuria Bosch Sergi Alcazar

Si el Estado quiere impedir el referéndum tendrá que utilizar la fuerza física

¿Habrá referéndum o se impedirá?
Hay el convencimiento de hacer todo lo posible para que se pueda hacer. Y si no se hace será por el Estado, que tendrá que utilizar la fuerza física para impedirlo. Si quiere, puede impedir que se abran los colegios... Ahora, ¿está dispuesto a hacer eso? No lo sé. Si fuera mínimamente inteligente, no lo haría.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat