La segunda jornada de huelga de los tripulantes de cabina de Ryanair transcurre con normalidad y sin incidencias graves en el aeropuerto de Barcelona. La aerolínea canceló con antelación ocho vuelos este lunes a todo el Estado lo cual ha evitado imágenes de caos.

De hecho, esta mañana en los mostradores de reclamaciones de la compañía en la terminal 2 del Prat no se forman largas colas ni hay más actividad del habitual. Los representantes sindicales de los tripulantes de cabina de Ryanair denunciaron el domingo que la aerolínea canceló sistemáticamente todos los vuelos que no estaban sujetos a servicios mínimos, de manera que lo acusan de "neutralizar" el derecho a huelga.

El sindicato USO Ryanair también afirmó que la aerolínea había llevado tripulación extranjera para paliar los efectos de la protesta en el Estado. El personal de Ryanair ha convocado ocho jornadas de huelga más este septiembre contra el cierre de las bases a las Islas Canarias y a Girona, que afectarán a 512 trabajadores.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat