La agencia de calificación crediticia Fitch ha señalado que Catalunya tendría que tener una gestión proactiva de su deuda y colaborar con el Gobierno de España con el fin de poder afrontar su "débil posición de liquidez" así como los vencimientos de este 2016. Según Fitch, Catalunya tendría que extender el vencimiento de 4.627 millones en el 2016, que equivale a un 7,5% de su deuda y un 25% de sus ingresos fiscales. Con el fin de refinanciar la deuda a corto plazo y ampliar este vencimiento, Catalunya necesita el visto bueno del Consejo de Ministros ya que no cumple con los objetivos de consolidación presupuestaria. Sin embargo, la agencia ha explicado que los altos cargos del Gobierno central están valorando extender el programa de apoyo de la deuda a corto plazo, lo que reduciría los potenciales retrasos del cumplimiento de las obligaciones financieras. 

Una semana después de que la agencia de calificación de riesgo Moody's decidiera suspender a Catalunya, situándola en la categoría especulativa de grado 'Ba2' con una calidad de crédito cuestionable y un riesgo significativo, Fitch ha señalado que necesita la ayuda del Gobierno central para convertir la deuda de corto a largo plazo. Una valoración que sigue la línea establecida el pasado noviembre cuando Fitch rebajó el rating de Catalunya hasta 'BB', categoria de bono basura sin inversión para poder comprar la deuda y propenso a los cambios de la economía. 

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat
Moody's
Calificación crediticia Moody's suspende Catalunya Víctor Costa