España ha entrado oficialmente en recesión técnica después de que el PIB se hundiera un 18,5% el segundo trimestre, según datos publicados hoy por el INE. El desastre, provocado principalmente por el paro de la actividad para frenar la pandemia del coronavirus, ha supuesto el hundimiento más fuerte para la economía española en un trimestre, al menos desde la Guerra Civil. Los datos del INE empiezan el año 1970, y no hay una caída de estas magnitudes en toda la serie histórica.

Esta caída del PIB se suma a la del trimestre anterior, de enero a marzo, cuando cayó un 5,2%. Sumando las caídas, la primera mitad del año España ha perdido casi una cuarta parte del PIB por la pandemia (22,7%), lo que equivale a unos 300.000 millones de euros.

Caen los indicadores

Este segundo trimestre, todos los indicadores hacen aguas. Se ha producido un hundimiento del consumo de los hogares del 21,2%, sin precedentes en la serie histórica.

La inversión, por su parte, registró en el segundo trimestre un recorte histórico del 22,3%, con caídas del entorno del 25% o superiores tanto en el caso de la inversión en vivienda como en maquinaria y bienes de equipo.

Por el contrario, el gasto público aumentó entre abril y junio un 0,4%, mucho menos de lo que lo hizo en el primer trimestre (1,8%), mientras que el gasto en consumo de las instituciones sin ánimo de lucro y al servicio de los hogares avanzó un 0,5%, tres décimas menos que en el trimestre precedente.

El empleo, en mínimos

El empleo es de las variables más tocadas en momentos de crisis. En esta situación, es importante tener en cuenta las horas trabajadas, ya que como apunta el INE, "se considera que esta variable, enfrente de los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, es la que refleja de manera más clara los efectos inducidos en el empleo por la pandemia y las medidas adoptadas para combatir sus efectos".

De esta manera, pues, el empleo en términos de horas trabajadas cayó en el segundo trimestre un 21,4% con respecto al trimestre anterior. En términos interanuales, las horas trabajadas decrecen un 24,8%, tasa 20,6 puntos inferior a la del primer trimestre. Por su parte, los puestos equivalentes a tiempo completo retroceden un 18,5%, es decir, 17,9 puntos menos que en el primer trimestre, hecho que supone que en un año se han destruido casi 3,4 millones de puestos de trabajo a tiempo completo.

Recesión

Con estas cifras España entra en recesión técnica, después de dos trimestres de caídas, y es la tercera vez en el siglo XXI que la economía española afronta una recesión: durante la crisis de 2008 entró en dos ocasiones, la primera vez en el cuarto trimestre de 2008 y la segunda en el segundo trimestre de 2011.

Cabe decir que la caída española es mucho más grande que la de otras economías europeas. Alemania, por ejemplo, ha caído un 10,1% el segundo trimestre, según los datos que se han conocido hace unas horas. En el caso de Francia, la reducción es del 13,8%. Las explicaciones a la situación española serían la de un confinamiento más duro y la estructura de la economía nacional, muy intensa en servicios, un sector más sensible al confinamiento y a las restricciones de movilidad.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat