La patronal Foment del Treball ha avalado las nuevas medidas aprobadas por la Moncloa este martes, que incluyen, entre otros, la moratoria del pago de la cuota de la Seguridad Social para autónomos y empresas pero ha vuelto a exigir que se suspendan los impuestos hasta junio. El presidente de la organización, Josep Sánchez Llibre, ha asegurado que las empresas no pueden pagar ni el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), ni el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRFP) ni el Impuesto de Sociedades, que se tienen que empezar a liquidar el 20 de abril ya que, con la parálisis económica actual, no están facturando.

Como no incluye la moratoria fiscal, Foment cree que el nuevo paquete de medidas aprobadas "no dan respuesta rápida" a la necesidad de liquidez de las empresas para afrontar las semanas en que se reduce prácticamente a cero la actividad y la facturación para responder al estado de alarma y hacer frente a la pandemia de covid-19.

"Lanzamos un mensaje de alarma al Gobierno para que entienda que la situación es dramática", ha dicho el presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre.

La patronal considera que las actuaciones que ha aprobado el Consejo de Ministros para dar apoyo a empresas y autónomos son "positivas" para la actividad económica, pero no concretan el alcance que tendrá para el conjunto del tejido productivo y están sujetos a la interpretación de órdenes ministeriales y a la aprobación de un "excesivo proceso burocrático".

Por lo tanto, la organización empresarial prevé que la incidencia de las medidas sea "muy lenta", cosa que lamentan ya que creen que la actual situación requiere "medidas extraordinarias" que repercutan de manera "inmediata" a las empresas y los ciudadanos. Además, Foment lamenta, que, en muchos casos, el coste del paquete de medidas de carácter social dirigidas a los vulnerables repercute directamente en las empresas.

 

El real decreto aprobado este martes prorroga un mes las medidas excepcionales a partir del día en que se derogue el estado de alarma. Una de estas medidas habilita el Estado a conceder moratorias en el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social, en los casos y condiciones que se determinen mediante una orden ministerial.

Según la información que se conoce hasta el momento, esta medida se aplica a las empresas y autónomos que han tenido que suspender su actividad o la han visto reducida considerablemente, pero queda pendiente de una futura orden ministerial de manera que su aplicación y ejecución no tendrá efectos inmediatos en la necesidad de liquidez de empresas y autónomos, han apuntado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat