La consellera de Empresa i Coneixement, Àngels Chacón, se ha reunido hoy con los representantes del Consejo Catalán de la Empresa, para debatir sobre las respuestas a la sentencia y la situación actual entre Catalunya y España. La consellera ha atendido los medios después de la reunión y ha asegurado que los agentes sociales "están pidiendo lo mismo que pide a la gente en las calles", alegando a la necesidad de diálogo. Al mismo tiempo, ha lamentado los disturbios y pero recordado que "no tendríamos que tener que escoger entre el ejercicio de los derechos y las libertades o el bienestar económico".

En este encuentro para "analizar el contexto social del momento y definir estrategias conjuntas" se han juntado el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre; el presidente de Pimec, Josep Gonzàlez; el líder de CCOO, Javier Pacheco y el líder de la UGT, Camil Ros. La consellera ha asegurado que le preocupa el impacto que los disturbios pueden tener sobre la reputación de Barcelona y Catalunya y también las consecuencias económicas y empresariales -en las cuales no ha puesto una cifra-, pero ha aseverado que "una semana no hundirá la economía", y ha relativizado las consecuencias recordando incidentes parecidas a otras ciudades europeas, como los chalecos amarillos de París.

Además, ha recordado que lo que hace falta es "ir a la causa del problema" y "preguntarnos qué hace que tanta gente salga en las calles y se vaya a las marchas dejando su puesto de trabajo y haga este seguimiento tan amplio". Con contundencia, Chacón ha criticado la sentencia del Supremo a los presos políticos asegurando que "quién piense que condenando a prisión a 100 años a los líderes independentistas se acaba el problema, es que no ha entendido nada". ¿Y en todo eso, "cuál es la respuesta? Diálogo, diálogo y más diálogo".

La economía productiva

En palabras de la consellera, "no dejaremos de trabajar para nuestra economía productiva, pero no callaré nunca reivindicando nuestros derechos y libertades", ha aseverado. En este sentido, "todo el mundo tiene que ser capaz de defender los derechos y libertades que se nos han vulnerado, pero el mundo no para y nosotros no tenemos que parar. Tenemos que mantener una economía fuerte si queremos llegar a convertirnos en un país, y seguiremos trabajando por eso".

"El vandalismo que hay en Catalunya afecta y es preocupante, pero al mismo tiempo es un clamor para pedir diálogo". Además, "lo que está pasando es intolerable, es un eludir responsabilidades políticas que sólo lleva a alargar más la situación", ha explicado la consellera.

Esta reunión de hoy se enmarca en los encuentros que la consellera ha previsto con se agentes económicos principales en Catalunya, que tendrán lugar entre hoy y mañana. Esta tarde, está previsto un encuentro con el presidente de la Cámara de Barcelona, Joan Canadell, y los representantes del sector del comercio. De cara a mañana también se reunirá con el sector turístico y hotelero, el Círculo de Economía y otros representantes.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat