El presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, ​​Joan Canadell, cree que "no tendría ningún sentido ir a elecciones" en los próximos meses en Catalunya. "Sería una irresponsabilidad que en estos momentos se paralizara la gestión política porque entráramos en un periodo electoral", según ha expresado en una rueda de prensa este jueves para presentar un nuevo Barómetro Económico enfocado en la afectación del coronavirus. "Enfoquémonos en salvar las empresas y lugares de trabajo", ha insistido. 

Canadell ha realizado estas declaraciones coincidiendo con el inicio de la vista judicial sobre el recurso por delito de desobediencia en el Tribunal Supremo que puede inhabilitar al president de la Generalitat, Quim Torra. “Para nosotros sería surrealista que por mantener una pancarta a favor de la libertat de los presos se inhabilitara a un presidente elegido por el conjunto de la población catalana”, ha añadido. 

Canadell también ha anunciado un "giro estratégico" de la entidad durante los próximos meses para "centrarse" en ayudar a las empresas y autónomos a afrontar la situación actual. "Reenfocamos nuestro proyecto como cámara para centrarnos en ayudar a las empresas en los próximos meses porque pensamos que serán muy duros", ha indicado, al tiempo que ha pedido a los gobiernos de la Generalitat y el Estado que hagan lo mismo.

Sobre la recuperación económica catalana, Canadell ha instado a las empresas catalanas a enfocarse a los países occidentales, dado que "el estado espanyol tardará muchos trimestres en ver recuperar su industria". "Desafortunadamente, España es el país de Europa que más ha sufrido la crisis y el que tiene más muertes por habitantes. Por ello la economía está cayendo más que en el resto de Europa”, ha señalado Canadell.

Se frena la buena tendencia de recuperación económica

Según el Barómetro de la Cambra, se puede ver que la economía catalana se recupera progresivamente del parón que sufrió por el confinamiento, pero “en agosto se ha frenado la buena tendencia que llevaba por la importante bajada del turismo”. Por otra parte, la construcción, la industria y las exportaciones se recuperan a buen ritmo. 

Dos de los indicadores que definen en qué punto se encuentra Catalunya tras la afectación de la Covid son el número de personas ocupadas y las empresas que siguen en activo. En este sentido, el número real de trabajadores remunerados —descontando los trabajadores en ERTE— se sitúa en un 10% (o unas 300.000 personas) por debajo de los niveles habituales. Esto se debe al fuerte impacto de la situación sanitaria sobre la ocupación del sector turístico.

Por otro lado, es importante conocer la afectación de la crisis en el tejido empresarial. El número de empresas activas se encuentra en unas 239.000 en agosto (según los últimos datos), 18.668 empresas menos que antes del estallido de la pandemia.

 

Imagen principal: Plano medio del presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell, en una rueda de prensa. Foto: ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat