La Cambra de Comerç de Barcelona ve la crisis del coronavirus como un punto de partida para hacer una transición hacia la economía verde. Los bajos niveles de contaminación y el retorno de especies animales durante los dos meses de confinamiento se puede mantener si "la sostenibilidad se convierte en la punta de lanza de las políticas públicas y empresariales", apunta al ente en un comunicado. Esta transición tiene que pasar para repensar la industria de la automoción y dirigirla a la movilidad sostenible, para fortalecer el transporte público y combinarlo con métodos alternativos para descongestionar el transido en las ciudades y fuertes inversiones en energías renovables, un ámbito que podría ser un nuevo motor de empleo en el sector energético.

La entidad que preside Joan Canadell apunta que hace falta proteger la industria de la automoción, que tiene un peso del 10% del Producto Interior Bruto, y evitar que otras empresas como Nissan se acaben marchando. Para la Cambra, es necesario repensar la industria catalana para ser competitiva en el futuro, apostando por los vehículos eléctricos y de combustibles alternativos. La entidad recuerda que Alemania y Francia ya están impulsando planes millonarios para facilitar esta transición y cree que las empresas del sector tienen que empezar a invertir en Investigación y Desarrollo.

También apuestan por pacificadas las grandes ciudades como Barcelona, donde piensan que hace falta fortalecer el transporte público y fomentar métodos de transporte alternativos para equilibrarlos con la movilidad privada. En este sentido, apuntan que el fomento del teletrabajo parcial puede contribuir a dibujar unas ciudades más descongestionadas y que reduzcan sensiblemente la movilidad en horas punta. Además, la digitalización en las empresas puede permitir aplicar nuevos métodos de trabajo que reduzcan sensiblemente los desplazamientos entre diferentes puntos.

Además, consideran que son las energías renovables "son el futuro", ya que el territorio cuenta con una geografía y un clima "idóneos" para la generación de electricidad fotovoltaica, eólica e hidráulica. "Dado que durante el desconfinamiento los niveles de contaminación se están recuperando, la Cámara hace un llamamiento a no cometer los mismos errores, y hacer de esta crisis una oportunidad por repensar nuestro modelo", concluyen.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat