La costa catalana tiene 580 kilómetros de longitud y es una parte muy importando de la vida económica, social y también deportiva del país. Ahora, sin embargo, hay unas instituciones que viven un momento crítico: los clubs náuticos de playa.

El Reglamento General de Costas del Estado, articulado por el Ministerio para la Transición Ecológica, está poniendo entre la espada y la pared a varias instituciones de este tipo por todo Catalunya. Algunos, como el Club Nàutic de Cabrera, ya tuvieron que cerrar sus puertas el año pasado y actualmente los de Pineda y Canet también viven la misma situación.

club nautic cabrera david gonzalez 2

David González

El problema radica en que este reglamento establece que las instalaciones costeras destinadas a actividades deportivas de carácter náutico federado no pueden superar los 300m². Esta restricción -que por cierto, no se aplica en el mundo de la restauración- supone el fin de la gran mayoría de los clubs náuticos, indefensos ante la normativa vigente.

La Federación Catalana de Vela se rebela

Como respuesta a esta problemática, este jueves la Federació Catalana de Vela organizó una movilización delante de la Catedral de Barcelona para exigir una modificación del Reglamento de Costas.

fc vela catedral barcelona

FCV

El acontecimiento contó con la presencia de centenares de deportistas, técnicos, sociedad civil e instituciones y también con el presidente de esta Federación, Xavier Torres, que leyó un manifiesto reclamando que se garantizara un futuro a los clubs náuticos. Esta entidad, además, denunció que aunque ha iniciado la campaña "Defendemos la Vela" y que se ha reunido con varios partidos políticos, la respuesta de estos ha sido inexistente.

El Secretario General de l’Esport, Gerard Figueras, el Director General de Polítiques de Muntanya i del Litoral, Albert Alins, la diputada de Deportes de Barcelona, Maite Fandos, y el Presidente de la Unió de Federacions Esportives de Catalunya, Gerard Esteva, también hicieron acto de presencia en la protesta.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat