El portero vasco del filial del Granada Unai Etxebarria celebró la clasificación del equipo andaluz para la Europa League de una manera especial. El joven portero nacido en Getxo, en el País Vasco, lució una camiseta que apoyaba a los chicos de Altsasu, las ocho personas condenadas a penas de prisión por una pelea de bar con Guardia Civiles de paisano en la localidad navarra.

En su pecho se podía leer "Altsasukoak aske" (Los de Altsasu libres) y "Stop montajes policiales". Unas manifestaciones de cariz político poco habituales en futbolistas, y menos que estén en equipos de primer nivel. Por este motivo, añadiendo todo el alboroto que creó el caso y el posicionamiento de Etxebarria, también ha provocado la reacción de su club, el Granada. El club andaluz ha castigado a Unai Etxebarria después del posicionamiento en público y le ha abierto un expediente disciplinario.

El portero, de 23 años, llegó al Granada el pasado verano procedente del Athletic Club para jugar en el filial del club andaluz. Etxebarria ha sido un habitual en los entrenamientos del primer equipo y ha llegado a formar parte de varias convocatorias tanto en la Copa del Rey como en la Liga Santander, aunque sin llegar a debutar.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat