Maria del Mar Bonet ha sido víctima de una campaña de desprestigio a cargo de la formación de ultraderecha Vox, que ha cargado contra la concesión de subvenciones del Govern Balear para actuaciones de la cantautora, una de ellas en el festival barcelonés BarnaSants y otra en el Alguer.

El argumento de Vox es que no se tiene que invertir dinero público en actos culturales cuando sus protagonistas se han mostrado a favor del independentismo, o sea, la formación de ultraderecha se posiciona a favor de la censura ideológica. Todo ello, sin embargo, ha originado un alud de apoyos a Bonet, que defienden su calidad como creadora musical y embajadora de la cultura mallorquina por todo el mundo.

Entre las muestras de apoyo destacan las de la diputada al Congreso por JxCAT y exconsellera de Cultura, Laura Borràs, y la exdirigente de ERC, Anna Simó.

El cantautor valenciano Rafa Xambó ha sido de los más precisos a la hora de definir el intento de censura de Vox: "Fascistas y analfabetos".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat