Un espectáculo teatral hecho para la familia, con la familia. Eso es Travy, una obra en qué Oriol Pla Codina, de 25 años e hijo de actores, intenta "entenderse mejor". En realidad, el nombre de la obra viene del mote que se aplicaban los propios miembros de la familia cuando Oriol y su hermana eran pequeños. "Nos llamábamos la familia Travy, como si fuéramos una familia de clowns italianos", explica el padre del director. Oriol Pla, además de dirigir, interpreta su propio papel, junto a su hermana Diana, su padre, Quimet Pla, y su madre, Núria Solina, que también hacen de ellos mismos. Un ejercicio en que ficción y realidad se encabalgan, en un intento de reflejar las vivencias familiares de estos núcleos teatrales. "Nos hemos entendido más como familia haciendo teatro, que fuera", explica Diana Pla, "lo mismo que les pasa a los protagonistas de la obra". Su padre, Quimet Pla, no es tan optimista: "Nos las hemos tenido, encima del escenario," bromea Quimet, quien más serio explica: "No todo ha sido tan bonito, pero me siento muy orgulloso de haber participado en este proyecto". "Que mi hijo, a quien yo enseñaba a hacer teatro, ahora me dirija quiere decir que ha aprendido mucho, que ha hecho una gran evolución," comenta satisfecho. La obra se podrá ver en el Teatre Lliure de Montjuïc del 3 al 28 de octubre.

teatro libre travy rubio ribas

¿Los últimos hippies?

La familia Pla i Solina es bastante excepcional. "Núria Solina y yo hacíamos teatro en la calle cuando este teatro estaba prohibido", explica Quimet, ex miembro de Comediants, que recuerda que Núria Solina procedía de Picatrons, y que ha estado siempre muy vinculada al mundo del circo. El teatro empapó la vida de Oriol Pla y su hermana desde que eran niños. La familia explica que en casa siempre se actuaba, y que desde muy pequeños los niños se vieron inmersos en el mundo del teatro, que ellos no veían "como un trabajo ni como una profesión". Quimet Pla y Núria Solina confiesan estar influidos por la filosofía de vida del movimiento hippy. Y explican que en cierta medida en este espectáculo ha habido un cierto choque generacional. Mientras los padres han mamado un teatro de calle, muy popular, muy directo, el teatro que pretenden hacer a los jóvenes, mucho más sofisticados, más técnicos... "A mi me indignaba que mi padre me dijera que el teatro no se tiene que tomar muy en serio", explica Oriol Pla. "La gente ya no se junta en compañías para hacer proyectos", lamenta Quimet Pla, nostálgico.

travy en el teatro libre rubio ribas

Familia y teatro

Oriol Pla ha definido Travy como "Una obra hecha desde el amor a la libertad", "un canto de amor a la vida y al teatro, y al punto donde confluyen los dos". "Me parece brutal que las cosas de la familia acaben mezclándose con el teatro", comenta, y explica que el mundo teatral "salva a su familia". Los miembros de la familia Pla Solina reconocen que ha sido difícil tratar algunos temas que tocan la vida íntima de la familia, pero afirman que se trata de un espectáculo hecho "desde la honestidad". Prometen una obra en que se aplicarán técnicas de clown, pero donde no estará el teatro improvisado de calle, sino una cosa diferente y original. Quimet Pla afirma que su hijo tiene ideas nuevas, y que gracias a eso ofrecerán una cosa muy diferente de lo que él solía hacer. Y lo valora muy positivamente: "Tenemos que hacer un teatro diferente, porque ahora al teatro sólo va personas mayores", explica. Sin embargo, Oriol Pla afirma que no ha pretendido hacer nada especialmente nuevo: "el atractivo de esta obra se encuentra, sobre todo, en su material humano", confiesa.

teatro libre se traby rubio ribas

Apuesta por un teatro joven

Hace dos cursos, el Teatre Lliure decidió preparar un espectáculo para gente joven creado por gente joven. Y decidieron encargar este proyecto a Oriol Pla Solina. Travy llega, pues, en un momento en que había fuertes críticas al Lliure por cerrarse a la renovación generacional y supone la llegada de nuevos creadores a esta institución teatral. Es la primera vez que Pla dirige, y también una de las primeras veces que actua en un teatro con tantos medios. El director, que viene de un teatro con muchos menos recursos, se ha mostrado fascinado por haber trabajado con tantas comodidades. "Había aire acondicionado y todo", ha explicado maravillado, con el sentido del humor propio de su familia.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat