Andreu Martín ha presentado hoy Todos te recordarán (en catalán en la editorial Crims.cat y en castellano en Al Revés), la novela negra con la que el año pasado ganó el premio Ciutat de Vila-real. Se trata de un libro sobre los infiltrados y los confidentes en las organizaciones yihadistas. La trama se sitúa en la Barcelona del atentado de la Rambla y del procés, y tiene detrás un trasfondo político que marcó mucho a Martín: "la realidad me condicionó mucho a la hora de escribir", afirma. Y añade que, pese a todo, no podía obviar los hechos si quería dotar de verosimilitud al relato: "Si quería situar la trama en la lucha antiyihadista en aquellos momentos, había que hablar del 155", afirma.

El confidente, en el centro

Si bien la trama habla de yihadismo, Martín asegura que no ha querido hacer un libro sobre este fenómeno, y que no hay nada más lejos de su voluntad que explicarlo. Ahora bien, sí que quería explicar los sistemas de captación de este grupos terroristas y, al mismo tiempo, sumergirse en los fascinantes sistemas de infiltración policial en estos grupos. Un tema que no le resultó fácil de trabajar, porque "A los policías no les gusta hablar de infiltrados ni de confidentes". Para documentarse para esta novela le fue de gran ayuda la colaboración de un agente de la DEA norteamericana, que había sido infiltrado y que le explicó cómo funcionaban estas tareas.

El crimen con mayúsculas

Andreu Martín se siente atraído por el mundo del crimen organizado (en otras obras ya prestó mucha atención a las tríadas chinas en Barcelona). "Si se hace novela policíaca, hoy, se tiene que hablar de crimen organizado", comenta. Y explica que cuando empezó a escribir novela negra se decía que "España era un país tan desorganizado que ni siquiera puede haber crimen organizado". Se pensaba que el crimen organizado era una cosa "de fuera", hasta que el asesinato del mafioso lionés Vaccarizzi en la Modelo de Barcelona (descrito por Martín en Barcelona Connection), evidenció la presencia de mafias en Catalunya. "Ahora ya no se puede ignorar la existencia, aquí, de crimen organizado", afirma convencido. Y el mundo del yihadismo, sin duda, forma parte de nuestros miedos más profundos, y no dejar de estar presente en nuestra sociedad.

Sin spoilers

A Andreu Martín no le gusta mucho explicar de qué van sus obras, porque afirma que "como lector, me gusta que los libros me sorprendan". Pero adelanta que en la trama de Todos te recordarán hay un policía que conoce a una chica que intenta conseguir papeles para un iraquí. Añade que la chica es cantante y contorsionista, porque "La vida está llena de gente que hace cosas raras". Y también explica que el policía es un desastre, porque "Ningún policía quiere trabajar en extranjería, es un trabajo con muchas contradicciones y poco lucido. El que se encarga de eso es el último mono". Andreu Martín es un firme partidario de una paradójica cita de Chesterton: "Un libro sin muertos es un libro sin vida". Pero confiesa que este libro tiene pocos muertos, sin que esto sirva de precedente.

Nuestros miedos más apasionantes

Martín se define como un "ortodoxo" y un "taliban" del género negro. Afirma que este sirve para hablar de aquello que nos da más miedo, de aquello que no entra habitualmente en nuestra vida cotidiana, "pero que exorcisamos para que no entre". En la estructura de las novelas negras, es partidario del clasicismo. "Lo que es sólido es la historia", afirma, "una historia que tiene un principio y que conduce hacia un final". A partir del momento en que tiene la historia construida (y en este caso confiesa que le costó), Martín se dedica a acabar de perfilar a los personajes, los ambientes, las anécdotas...

Sin novela para el 1 de octubre

Martín luce una corbata amarilla y se manifiesta muy preocupado por la situación política, que es el trasfondo de Todos te recordarán. Pero confiesa que no tiene a punto la novela del 1 de octubre y duda de que algún día la haga, porque asegura que en las teles ya hay mucha información: "No sé si yo con una novela podría superar las emociones que me provoca la retransmisión del juicio", asegura muy serio. Lo que no descarta es que algún día se le ocurra un argumento que se pueda adaptar a las circunstancias del procés, pero apunta que no quiere hacer un libro de ficción estrictamente sobre los hechos. No es su estilo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat