El cine catalán está de enhorabuena. El barcelonés Juanjo Giménez ha ganado la Palma de Oro al mejor cortometraje en el Festival de Cannes. Había sido seleccionado como uno de los 10 finalistas entre 5.008 candidaturas. Hacía siete años que ningún corto del Estado español era incluido en la selección del mejor corto de Cannes. Giménez ha querido homenajear a Berlanga, que ganó en 1961 la Palma de Oro al mejor largometraje: "Él ganó la grande y yo he ganado a la pequeña, pero la pequeña es más difícil de conseguir, porque se presentan 5.000 candidatos", ha ironizado.

El argumento

Timecode es la historia de dos vigilantes de parking, Luna y Diego, que prácticamente no se relacionan. El contacto entre ellos se da, básicamente, a través de las pantallas de vigilancia y a través del ordenador y los equipos que comparten. En realidad, es una historia que se basa en una experiencia real que tuvo Giménez en uno de sus trabajos.

Desde Reus

Timecode ha sido producido por la Escola de Cinema de Reus (ECIR), de la que Giménez es profesor. Es un gran éxito para ese centro, porque es sólo el segundo documental producido por esta escuela. Esperan, a partir de este premio, poder mover el cortometraje y ampliar su resonancia. Pero Giménez no cree que la Palma de Oro le cambie realmente la vida. Él espera que el premio ayude en la difusión de su cine, pero asegura que seguirá trabajando como siempre.

Juanjo Giménez Peña: sin prisa

Juanjo Giménez Peña nació en 1963 en Barcelona. Aunque hasta ahora no era citado entre los grandes nombres del cine catalán, es un veterano director con muy buen currículum. No es un artista prolífico, pero algunos de sus cortometrajes fueron muy premiados, como Libre indirecto (1997) o Máxima pena (2005). Ha trabajado en dos documentales largos: Esquivar y pegar (2010) y Contact Proof (2014). Y ha dirigido el largometraje de ficción Nos hacemos falta. Tilt. Es el fundador de las productoras Nadir Filmes y Salto del Eje. Las películas que él ha producido han ganado varios galardones. Giménez se considera, ante todo, un "cortometragista", y ha afirmado que su próxima obra será, también, un corto y ha defendido que "se puede hacer gran cine en los cortos" y argumenta que dan más libertad al director que el largometraje. En una entrevista, Giménez ha asegurado que con el corto "hay margen para experimentar mucho más, la presión financiera es menor, y la libertad es total, es cine con mayúsculas".

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat