Los aniversarios, incluso los propios, dan un poco de asco. Pero de vez en cuando sirven para revisar qué mierdas estamos haciendo con nuestras vidas. Cómo vamos envejeciendo. Eso se puede aplicar perfectamente a los discos. Con aquellos que, como la comedia, caducan deprisa. Y también con aquellos que, por|para mucho tiempo que pase, siguen manteniendo la esencia intacta.

A finales del mes que viene se conmemora el vigésimo aniversario de la publicación de Is this it (2001), el disco de debut de la banda americana The Strokes. Lo más cerca que hemos estado jamás los catalanes de salvar el rock and roll.


Sin menospreciar el legado de Lax'n'Busto, Sau o Sopa de Cabra, padres –o abuelos– del rock en catalán, su música nunca pasó, como aquel que dice, de Tortosa. Lo que hace del célebre disco de la banda liderada por Julian Casablancas el disco de raíces catalanas más popular de la historia. Me explico.

Un linaje con mucha tela


El bisabuelo del reconocido frontman era Ferran Casablancas i Planell (1874-1960), un empresario textil nacido en Sabadell e inventor reconocido internacionalmente. De hecho, su bisnieto conserva el nombre: Julian Fernando Casablancas. Y el idioma: se ha dirigido al respetable en sus conciertos en Barcelona en la lengua de Bad Gyal.

Ferran Casablancas i Planell
Ferran Casablancas i Planell, empresario textil, inventor y bisabuelo del tipo que salvó el rock.

El linaje empresarial de los Casablancas tiene tela. Si el sabadellense hizo fortuna con un dispositivo para la hiladura del algodón de grandes estirados, sistema que revolucionó la industria algodonera, su nieto, John Casablancas Ubach –padre del vocalista de The Strokes- triunfó en el sector de la moda. Fue el fundador de la agencia Elite. Casado con Jeanette Christiansen, exmodelo danesa y Miss Dinamarca 1965, también fue padre del concepto "supermodelo". El documental Casablancas: el hombre que amaba a las mujeres (2016) de Netflix repasa su trayectoria de forma exhaustiva.


Un buen linaje empresarial también supone un buen pitote político: el bisabuelo fue presidente del Banco de Sabadell y militante de la Liga Regionalista, además de amigo personal de Francesc Cambó. Julian Casablancas dio apoyo al senador Bernie Sanders en las pasadas primarias demócratas. Y el padre es amigo de Donald Trump. Un cuadro, las cenas navideñas.

John Casablancas Ubach
John Casablancas Ubach, inventor del concepto 'supermodelo', y padre de 'nuestra' estrella del rock, Julian Casablancas.

Llegando en el momento perfecto

Casablancas hijo siguió con la estela de éxito de su apellido. Pero con una banda de rock: The Strokes llegaron en el momento perfecto. Con el siglo todavía acabando de dar la vuelta, que diría Adrià Puntí. Con el dolor de las Torres gemelas en la memoria de la sociedad de Nueva York (y de medio mundo), de golpe, cinco niños, todos de familia de clase más que privilegiada: Casablancas y el guitarrista Albert Hammond Jr (hijo del popular músico de Gibraltar) se conocieron el año 1993 en el elitista internado Le Rosey, y al resto de miembros les reclutó en la escuela Dwight del Upper West Side; hicieron olvidar a golpe de guitarra los problemas de una generación que no había conocido a los Rolling Stones y que vivía a pleno rendimiento la radiofórmula pop. La crítica los abrazó con deleite: tenían aquel "no sé qué".

El álbum de la década

Is this It fue nombrado álbum del año para NME y número dos para Rolling Stone. El cantante de LCD Soundsystem, James Murphy, llegó a decir que era "su disco de la década". Sutileza de Murphy: hacía un año que la década había empezado.

8011551738001Julian Casablancas y sus The Strokes tocaron el cielo con su disco de debut, Is This It?

A partir de aquí... A partir de aquí no todo fue coser, cantar y distorsión. La banda tuvo algunos baches notorios. Room On fire, el sucesor del debut, salvó los muebles: el bucle de seis cuerdas de 'Reptilia' sigue marcando el sonido de una época. Sin embargo, coincidiendo con los problemas más acusados de alcoholismo de Casablancas, los sucesivos First Impression of Heart (2006), que ya dividió la crítica y el público, pero sobre todo Angles (2011) o Comedown machine –disco del 2013 donde había canciones incomprensibles como 'Call it fate, call it karma', tediosa y tierno al mismo tiempo– apagaron la chispa. Los jóvenes admirados, el auténtico espíritu del rock y el hedonismo, quedaba barato en la costa del envejecimiento.


Podríamos poner en duda si, como afirmaba la prensa musical más entusiasta de principios de siglo, The Strokes fueron los "salvadores del rock". Sobre todo después del absoluto predominio de los sintetizadores, los vocoders, las cajas de ritmos y los sonidos sintéticos de músicas herederas del hip hop y fusionadas con ritmos latinos y electrónicos los últimos años. ¿Quizás habría sido más prematura esta tendencia sin Is this it? Quién sabe. Lo que es seguro es que elaboraron un debut que dio nueva vida al rock comercial.

La nueva normalidad


El álbum permitió que se allanara el camino de bandas como The Killers o Franz Ferdinand o Arctic Monkeys. Un disco que, el líder de esta última formación, Alex Turner, hizo que todos quisiéramos "ser Strokes". De alguna manera devolvieron la diversión al rock.

Después de un hiato de cinco años, donde cada miembro se dedicó a sus cosas o a –se lo podían permitir– descansar, la banda recuperó vigor con The New Abnormal, publicado el año pasado y que tiene, de primeras, en 'The Adults Are Talking' un motivo para seguir escuchando el disco, que mantiene el buen tono. Volvieron a encontrar el gusto de hacer las cosas por hacerlas.

The Strokes - 2
The Strokes celebran este 2021 el 20 aniversario de su referencial álbum de debut, Is This It?

El próximo año, Casablancas volverá a nuestra país. A su país; no sólo el festival Primavera Sound, donde se ha prodigado anteriormente... En 2015 ofrecieron un concierto mediocre, eclipsado incluso por el artista electrónico –mucho más minoritario y de nicho– Underworld. Ahora, sin embargo, el ya no tan joven está más centrado: incluso tiene un programa de entrevistas políticas. Volverá a sus raíces, Catalunya, a recordarle a muchos de los que ya tienen el ticket|tique y que quizás nacieron –literalmente– con Is This It que el rock se reinventó en el 2001. ¿Cómo está pasando de nuevo? Un buen ejemplo, Fontaines D.C. (A Hero's Death, 2020), también en el cartel.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat