El Museo del Diseño organiza un curso de introducción a la historia del vestido del 7 de noviembre al 27 de febrero, que está integrado por 15 sesiones de tres horas. Hablamos con Sílvia Ventosa, conservadora de materiales textiles en el Museo y coordinadora del curso. El curso, que este año llega a su cuarta edición, está integrado por 15 sesiones de 3 horas y las inscripciones ya están abiertas. Cuenta con una decena de docentes e incluye varias sesiones prácticas.

Silvia Ventosa moda vestits epoca - Sergi Alcazar

"En todas las culturas del mundo, las personas se expresan con el vestido

El vestido, ¿porque resulta tan importante para las personas?

Yo, como antropóloga, pienso que el vestido es un vehículo de comunicación no verbal, que nos identifica individualmente y nos hace formar parte de un grupo: crea cohesión social y al mismo tiempo diferenciación. Es tan importante porque nuestra apariencia externa es nuestro DNI; sin abrir la boca, las personas nos conocemos y nos reconocemos, por nuestra imagen... En todas las épocas y en todas las culturas del mundo, las personas se expresan con el vestido. La gente tiene necesidad de mostrarse de forma diferente a cómo es naturalmente: el vestido es artificio, el vestido modifica el cuerpo...

Eso de la moda... ¿Es una cosa nueva o ha existido siempre?

Nosotros, en el Museu del Disseny, empezamos a analizarla en 1550 porque son las primeras piezas que tenemos conservadas; pero también porque en el siglo XVI empieza el patronaje, los primeros libros de patrones. Creemos que la moda aparece en Europa cuando los sastres se dedican a ajustar el vestido a la forma del cuerpo. Antes de eso los vestidos eran túnicas... Los de hombre y los de mujer eran muy parecidos... En el momento en que el vestido se ajusta al cuerpo, necesitamos unos patrones especiales para cada persona y para cada vestido, y eso cambia en cada época según unos cánones de belleza. Es el inicio de la moda.

Napoleón decreta que no se pueden llevar corsés, porque son un símbolo de la nobleza, de la clase que no trabaja

Silvia Ventosa moda vestits epoca - Sergi Alcazar

¿Qué es lo que aportó la Revolución Francesa a la historia del vestido?

Fue muy importante. Si antes, del siglo XVI al XVIII, el vestido comprime al cuerpo y no lo deja respirar, con la Revolución Francesa el vestido libera al cuerpo, de la misma forma en que se liberan las costumbres. Napoleón decreta que no se pueden llevar corsés, porque són un símbolo de la nobleza, de la clase que no trabaja. Los vestidos dejan de ser pesados y empiezan a ser más flexibles, más llevables, no torturan tanto al cuerpo... Pero eso dura muy poco, 20 años... Después vuelve el corsé... Volverá a haber un momento de liberación en 1914, hasta los años 1920, los "felices veinte", pero después vuelve un periodo de compresión, de los años 1930 a los 1960, y a mediados de los años sesenta hay una cierta liberación...

¿Cuándo empieza la alta costura?

En el siglo XIX los vestidos son a medida y muy ricos. En 1850 un modisto inglés establecida en París crea un grupo dedicado a la alta costura, un lobby que dura hasta ahora, un grupo muy selecto que establece unas premisas muy regladas... Para nosotros la Alta Costura, en mayúsculas, sólo existe en París. En el resto del mundo lo que hay lo llamamos "Costura", a secas.

¿Catalunya tiene algún papel relevante en la historia del vestido?

Catalunya tenía mucho renombre por la excelencia en el oficio de la costura. Ha habido y hay todavía gente que cose de forma muy refinada. Y ha habido grandes nombres del mundo de la costura. Desde las primeras modistas que se instalaron en Barcelona y en sus alrededores: Maria Molist de Mataró, Carolina Montagne... En los años 1920 empieza a trabajar en Barcelona Pedro Rodríguez, un modisto que tenía una casa donde trabajaban 700 personas, con diversas sucursales. Balenciaga tenía casa en Barcelona, Eisa, que usaba los mismos patrones y las mismas telas que la casa madre, para el Estado español. Tenemos también a Pertegaz, Carmen Mir, Santa Eulàlia, Pedro Rovira... Y en los años setenta y más adelante, contamos con nombres importantes del prêt-a-porter: Margarita Nuez, Antonio Miró... Y ahora tenemos creadores jóvenes y no tan jóvenes...

Durante el franquismo las mujeres iban fajadas de arriba abajo. No se podían ni mover.

Silvia Ventosa moda vestits epoca - Sergi Alcazar

Usted es una autora de una tesis sobre las corseteras de Barcelona, y afirma que el corsé duró mucho más en el Estado español que en el resto de Europa.

Yo trabajé en mi tesis sobre las corseteras de todo el siglo XX. En el siglo XX el corsé se tendió más en el Estado español que en el resto de Europa. Durante el franquismo las mujeres iban fajadas de arriba abajo. No se podían ni mover. Era por imposición social: la Iglesia decía que tenían que ir con fajas, con medias...

¿Cómo cambia la moda con el prêt-à-porter?

Hacia los años sesenta hay una gran crisis, porque las costumbres sociales han cambiado. Todo el mundo quiere vestir como los jóvenes, y la moda tan formal de antes de los años sesenta cae en desuso. Antes de los sesenta los adultos querían vestir como sus padres y madres, y a partir de entonces quieren vestir como sus hijos e hijas. Por otra parte crece la presión salarial sobre las modistas, que tienen que pagar más a sus colaboradores y no alcanzan. Muchas de las casas que hacen costura se reinventan y tienen que pasarse al prêt-à-porter. Otros se resisten, y por ejemplo Balenciaga tiene que cerrar.

Antes de los sesenta los adultos querían vestir como sus padres y madres, y a partir de entonces quieren vestir como sus hijos e hijas

¿Mayo del 68 llegó a la ropa?

Mucho... Cambia completamente la forma de vestir. Es un tiempo de grandes cambios: afecta el mayo del 68, los movimientos ecologistas, los movimientos feministas... Las mujeres quieren ir más libres, se quitan los sujetadores... Hay un antes y un después de los sesenta.

Silvia Ventosa moda vestits epoca - Sergi Alcazar

Antes actuábamos por encima del cuerpo, con el vestido, y ahora actuamos también sobre la piel y lo que hay por debajo...

Parece ser que la moda tiene una eterna batalla contra el cuerpo...

A veces es una pelea y a veces es una sintonía. Es una pelea cuando el vestido comprime el cuerpo, cuando no lo deja respirar... Y después hay periodos en que el vestido deja libertad al cuerpo. Eso pasa ahora, y ha pasado antes. Nosotros ahora pensamos que estamos liberados, pero no... El corsé físico ha dejado paso al corsé mental... Practicamos deportes y dieta exagerados y nos sometemos a cirugía estética para tener un cuerpo ideal, un cuerpo cada vez más joven... Seguimos modificando el cuerpo... Antes actuábamos por encima del cuerpo, con el vestido, y ahora actuamos también sobre la piel y lo que hay por debajo...

¿Porque han decidido impulsar este curso?

Porque no hay ninguna escuela con formación reglada que haga un curso tan largo sobre historia del vestido. No lo hacen ni en la facultad de Bellas Artes, ni en Antropología... Pues lo tenemos que hacer nosotros. Ahora bien, nosotros apostamos por una combinación entre teoría (historia, antropología...) y ejercicios prácticos con las piezas del museo. Los alumnos pueden tocar piezas del museo y pueden analizarlas, compararlas... Les damos incluso nociones de conservación y restauración de prendas de vestir antiguas. Y lo combinamos con clases prácticas, en una tienda de tejidos, Gratacós, en un anticuario especializado en vestidos, el Arca, en una casa especializada en vestuario de teatro y cine, Dress Art... Ocupamos un espacio que no estaba cubierto.

¿Quién asiste a un curso como este?

Este curso, en principio está dirigido a profesionales de la moda, profesores y estudiantes, pero en realidad, nos viene todo tipo de público, porque no requiere ninguna titulación previa. Hemos tenido gente de varias disciplinas: gente de teatro, de la televisión, modistas, académicos., gente de escuelas de maquillaje... Han venido incluso alumnos de bachillerato. Eso es muy rico... Y es muy bonito porque interactúan mucho entre ellos...

Silvia Ventosa moda vestits epoca - Sergi Alcazar

¿Cómo es que el Museo del Diseño tiene una gran colección de vestidos y se interesa tanto por la historia del vestido?

El Museo del Diseño proviene de 4 antiguos museos, el de las Artes Decorativas, el de las Artes Gráficas, el de la Cerámica y el del Museo Téxtil y de la Indumentaria. Así pues, tiene una colección histórica de vestidoss muy rica que viene de un fondo dado por Manuel Rocamora, un gran coleccionista que cedió más de 4.000 piezas. Disponemos de una buena colección histórica, de vestidos de hasta los años 20, internacionalmente reconocida. Y del siglo XX y XXI, tenemos algunas colecciones de renombre, sobre todo de costura catalana.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat