Los espías se instalan en el canal AMC con El infiltrado, la serie basada en la novela homónima de John le Carré protagonizada por Hugh LaurieTom Hiddleston

Explica Hugh Laurie que cuando John le Carré (de nombre real David John Moore Cornwell) publicó El infiltrado (The Night Manager, 1993) se compró inmediatamente la novela del antiguo agente secreto del MI5 británico (por cierto, en Inglaterra aparecía recientemente John Le Carré: The Biography, libro donde se revelan muchos detalles hasta ahora desconocidos de sus años como espía, y en septiembre está previsto que aparezca una autobiografía cuyos derechos ya ha comprado Planeta). No sólo eso, sino que leyéndola se imaginaba que, si nunca se llegaba a rodar una película basada en el enésimo best-seller de le Carré, él interpretaría el papel de Jonathan Pine, su protagonista.   

Dos décadas más tarde, no se ha rodado ninguna adaptación cinematográfica de El infiltrado, pero en cambio, consecuencia de la era dorada de la ficción catódica, sí que se ha hecho una serie de televisión. Hugh Laurie tampoco ha acabado interpretando a la figura central (a este le ha puesto cara Tom Hiddleston, actor conocido por su participación en filmes como Thor, The Avengers, Midnight in Paris o War Horse), pero tiene un rol más que destacado dando vida al traficante de armas Richard Onslow Roper, un personaje en las antípodas del médico huraño que recreó en la pantalla pequeña durante ocho temporadas. 

Jonathan Pine es un antiguo soldado reconvertido en gerente del turno de noche de un lujoso hotel del Cairo hasta que los servicios de inteligencia británicos le proponen una misión: infiltrarse en el círculo de confianza del traficante de armas Richard Onslow Roper. Thriller político de aquellos que te ponen en tensión desde el primer plano dirigido por la realizadora danesa Susanne Bier, ganadora de un Oscar en la mejor película de habla no inglesa por Hævnen (2010) y rodada entre Londres, Suiza, Marruecos y Mallorca (con Marta Torné dejándose ver en alguna escena), con sus tramas conspiranoicas, tensión sexual, uno de aquellos malos por los que es imposible no sentir cierta fascinación... si a Pine le cambiáramos el apellido por Bond, perfectamente podría pasar por una serie inspirada en el agente 007 (de hecho, Tom Hiddleston empieza a sonar a todas las quinielas como más que posible sustituto que Daniel Craig). 

Miniserie de seis capítulos estrenada en la pasada edición del festival de Berlín (otro hecho que evidencia la dimensión que está tomando el mundo de las ficciones televisivas) la podéis seguir las noches del miércoles en el canal AMC. Recordad su nombre es Pine, Jonathan Pine  

Te gustará si te gustan:

-Quantico

-Allegiance

-Strike Back

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat