Josep Palau i Fabre (1917-2008) es el gran biógrafo de Picasso, y el hombre que puso de relieve la estrecha relación entre el pintor malagueño y Catalunya. Pero Palau i Fabre es mucho más que un biógrafo de Picasso: era un admirador que adoraba al genio. Palau i Fabra guardaba como un tesoro una teja rota que Picasso usaba como cenicero; tenía en una botellita arena de la playa donde solía bañarse el pintor y estaba tan obsesionado por hacer fotografías de su admirado ídolo, que incluso lo fotografió mientras orinaba en la calle. Ahora la Diputació de Barcelona presenta una exposición, comisariada por Víctor Fernández, que retrata la especial relación que tuvieron los dos intelectuales y que se enmarca en la celebración del Año Palau u Fabre. Palau mira Picasso se podrá ver eb Can Serra, sede de la Diputació de Barcelona, en la Rambla de Catalunya, hasta el 5 de abril.

Picasso Palau Fabre Diputación BCN

Deber de recordar

Esta exposición ha sido coorganizada entre la Diputació de Barcelona, la FundacióPalau y la Fundación Picasso Casa Natal de Málaga. Mercè Conesa, presidenta de la Diputació, ha considerado necesaria esta exposición, por la trayectoria "muy adelantada a su tiempo" de Palau, a quien ha calificado de agitador cultural clave. Víctor Fernández ha explicado que su intención era que quien conociera la obra de Palau sobre Picasso descubriera de qué forma había llegado a sus conclusiones, pero también quería que "quien no ha leído la obra de Palau sobre Picasso" salga de la exposición con ganas de leerla. Joan Noves, presidente de la FundacióPalau, ha querido recordar que Fabre había sido un firme militante en favor de las libertades, que se había arriesgado por la democracia, y ha exigido la liberación de los presos políticos y el libre retorno de los exiliados ("tal como lo habría hecho Palau si estuviera aquí").

presentación exposición Picasso Palau

Víctor Fernández en la presentación de la exposición.

El notario

Víctor Fernández describe la tarea de Palau i Fabre como "notarial". Tenía la obsesión de documentar todo lo que tuviera relación con el pintor: las casas donde había trabajado, la gente con quien había colaborado, los paisajes que lo habían inspirado... Palau estaba convencido de que Picasso era el mayor genio de la historia del arte, y creía que conseguiría pasar a la posteridad documentando la vida del maestro. Por eso fotografió todas sus casas, su vida familiar... Víctor Fernández define el catalán como un "Sherlock Homes picasiano". Toda la vida de Palau acabó girando en torno a la labor del malagueño, y gracias a eso consiguió una ingente tarea de documentación, que en parte publicó, y en parte se conserva en la Fundació Palau.

El método de trabajo

Víctor Fernández, con esta exposición, pretende mostrar las interioridades del trabajo del gran biógrafo de Picasso. Palau no era un gran fotógrafo; tomaba imágenes para más tarde poder escribir, pero estas imágenes tienen un inmenso valor testimonial. Las fotografías de los estudios del pintor son el eje central de esta exposición de pequeño formato, en qué también juegan un papel destacado los textos de Palau sobre Picasso y, sobre todo, los objetos que ilustran la relación entre los dos: libros dedicados, correspondencia, objetos de Picasso recogidos por Palau (y ahora guardados por la Fundació Palau) y, sobre todo, dibujos y borradores dedicados por Picasso a Palau.

Josep Palau i Fabre Fundación

Josep Palau i Fabre. Foto: Fundació Palau.

Palau, el heterodoxo

Palau y Fabra es considerado como una eminencia en los estudios picasianos. Pero además es una figura polifacética, que tocó muchos campos de la cultura: poeta, dramaturgo, ensayista, traductor, crítico, cuentista... A pesar de todo es conocido por sus estudios biográficos sobre el pintor de Málaga (hizo decenas de libros sobre el tema). Además de tener relación con Picasso, también la tuvo con Artaud, Octavio Paz, Jean Cocteau, Lorca... Y también mantuvo contactos con Perejaume, Tapias, Miró, Barceló... En 1997 recibió el Premio Nacional de Literatura.

Palau i Fabre en el Palau Robert

A pocos pasos de Can Serra, en las Cocheras del Palau Robert, se presenta otra exposición vinculada al Año Palau i Fabre. Jo sóc el meu propi experiment. Tretze lectures dels Poemes de l’Alquimista de Josep Palau i Fabre, una muestra comisariada per Julià Guillamón, agrupa las obras de 13 artistas inspiradas en Els poemes de l'alquimista de Palau. Los artistas invitados son Ignasi Aballí, Arnal Ballester, Enric Farrés Duran, Laura Ginés, Llamazares-Pomés, Maria Padró y Morrosko Vila-San-Juan. Han colaborado tambien en el proyecto los poetas Carles Rabassa, Núria Martínez-Vernís y Josep Pedrals. Males Herbes ha editado un libro objeto como catálogo de esta exposición.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat