La editorial Malpaso publica el encendido discurso, síntesis de su ideario, que el progresista candidato demócrata a la Casa Blanca ofreció en diciembre del 2010 en el Capitolio

En los Estados Unidos, cuando uno se declara abiertamente socialista lo más probable es que sume enemigos más que gane adeptos a su causa. Bernie Sanders es la excepción que hay a toda regla, como lo demuestra este cuerpo a cuerpo que está manteniendo con Hillari Clinton en su carrera hacia la candidatura demócrata a la presidencia de la tierra de los libres y el hogar de los valientes.

Nacido en Brooklyn en 1941, este antiguo activista del Movimiento Por los Derechos Civiles inició su trayectoria política ganando las elecciones de 1981 a la alcaldía de Burlington, la ciudad más grande de Vermont. Estado que a partir de 1991 representaría en el Congreso, primero, después en el Senado de los Estados Unidos. 

Infatigable luchador por la igualdad social, Sanders se sitúa a la izquierda de la izquierda en los estándares ideológicos del Partido Demócrata. Próximo a las ideas de la socialdemocracia europea, defensor de la igualdad de ingresos, la asistencia sanitaria universal, los derechos del colectivo LGTB. Crítico con el cambio climático, la discriminación racial en el sistema de justicia criminal, contrario a las políticas de vigilancia masiva como la “Ley Patriota” y el programa de vigilancia de la NSA... su ideario no ha parado de sumar simpatizantes, especialmente entre los más jóvenes, los jubilados y las minorías, desde que en el 2015 anunció su apuesta para acceder a la Casa Blanca.   

Doctrina que ahora ha quedado transcrita en este Discurso, libro que recoge íntegramente la alocución de más de ocho horas que Bernie Sanders realizó en diciembre de 2010 desde la palestra del Capitolio. El alegato más incendiariamente reformista nunca escuchado en el corazón de la democracia norteamericana pronunciado por uno de aquellos viejos idealistas que no sólo siguen creyendo que un mundo mejor es posible sino que lucha por hacerlo realidad.     

Discurso. Bernie Sanders. Malpaso. Barcelona, 2016. 268 páginas.

 

EPÍLOGOS

David Foster Wallace

Antología de cuentos

Ediciones del Periscopio

Sin duda, fue una de las voces más fascinantes, innovadoras e influyentes de la literatura norteamericana contemporánea. Por eso, tendríamos que abrir la ventana, sacar la cabeza y chillar muy fuerte: ¡“VIVA, VIVA, VIVA!” cada vez que a los adorables tarados de Ediciones del Periscopio les da por traducir al catalán una nueva referencia de David Foster Wallace. Una tarea que iniciaron en el 2013 publicando L'escombra del sistema, la imprescindible primera novela de Wallace, continuaron el 2014 con L'agua és això, transcripción del ya icónico discurso que el escritor ofreció a los estudiantes del Kenyon College en la ceremonia de inauguración del curso 2005, y ahora amplían con esta Antologia de contes

Seleccionados por Vicenç Pagès Jordà, hecho que por sí mismo ya os tendría que hacer levantar de la silla y salir corriendo hacia la librería, esta colección compila diecisiete de los mejores relatos breves de Foster Wallace. Perfecto muestrario de su amplia y riquísima paleta de recursos literarios, los que sois devotos de la causa muy probablemente ya estaréis disfrutando de su lectura. Los que todavía no lo hayáis descubierto, feroz, irónico, afiladamente lúcido... introducirse en el universo de David Foster Wallace no es fácil. Antologia de contes es una de las mejores puertas para entrar.  

Garth Risk Hallberg

Ciudad en llamas

Literatura Random House

Nadie había oído hablar de este escritor de Baton Rouge que malvivía en la ciudad de los rascacielos como bloguero, pero el editorial Knopf no dudó a pagar dos millones de dólares para hacerse con el manuscrito de su debut literario, un tocho de casi mil páginas (una productora de Hollywood ya ha soltado un millón más por hacerse con los derechos para la adaptación cinematográfica). Una vez publicada, Ciudad en llamas fue acogida con entusiasmo, otro de aquellos títulos a sumar a la lista de “la gran novela americana”. ¿Realmente es tan, tan, tan buena la carta de presentación de Gath Risk Hallberg? ¡Sí, sí y sí! 

Principio. Nueva York. Nochebuena de 1976. Una urbe en caída libre propulsada por el acelerado ritmo de los esputos sónicos de los Ramones. William, un expunk yonki hijo de familia buena, su novio, un freak afroamericano de nombre Mercer, Reagan, la hermana de este, a la cual no ve desde hace diez años, y Charlie y Samantha, dos adolescentes perdidas en la decadente capital del mundo buscando nuevas sensaciones, cruzan sus vidas después de un tiroteo en Central Park. Final. Nueva York. 13 de julio de 1977. Una metrópolis que en medio de la oscuridad provocada por el gran apagón se adentra en una espiral de caos y violencia.

Recordando a clásicos como Fitzgerald, maestros como Wolfe o DeLillo, a contemporáneos como Chabon o Lethem, escritores todos ellos que han hecho de Nueva York el telón de fondo de algunas de sus mejores obras, pero reivindicándose con una voz totalmente personal, la prosa de Risk Hallberg cautiva por descarnada y afilada, te tumba por directa como un jab a la mandíbula, te deleita para resonar virtuosa como un concertista de conservatorio, te fascina por su estructuración, compleja como el teorema de Fermat. Incandescente retrato de una ciudad en llamas, espejo roto del sueño americano. 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat