Enrique Asensi (Valencia, 1950) es un escultor establecido desde hace mucho tiempo en el Penedès (tiene su taller y un gran Parque de Esculturas entre viñas, en Les Gunyoles, en Avinyonet del Penedès). Paradójicamente, no es un artista muy conocido en Catalunya, pero es más popular en Alemania. El Museu de Montserrat expondrá hasta el 7 de octubre, Espejos de piedra, una selección de sus obras, dentro de su política de mostrar arte contemporáneo de artistas locales en sus salas para exposiciones temporales. La exposición deEnrique Asensi ha sido comisariada por Aina Mercader, quien asocia "la abstracción geométrica" de sus obras a los tótems y a los menhires, por su contundencia y por su conexión con el entorno.

Las obras más características del escultor valenciano son unos grandes bloques de piedra y metal (sobre todo hierro corten, de color marronáceo), que combinan las curvas de la naturaleza con formas geométricas, pensados para apoyar en una pared. Son obras de una medida monumental, en la que coexisten texturas, pigmentaciones y sensaciones muy contrastadas, conseguidas mediante la combinación de la piedra con el metal. Las piezas son de una extrema simplicidad; todo elemento artificioso se ha suprimido con el fin de reforzar su magnificencia. El escultor juega magníficamente con la contundencia del volumen y la existencia de pequeñas aperturas que convierten estos bloques en ventanas o puertas a otra realidad.

Enrique Asensi Museu Montserrat - Roberto Lázaro_02

El Museu de Montserrat muestra en su sala de exposiciones temporales una decena de estas piezas, de una gran fuerza. La sala ha sido adecuada especialmente para estos grandes bloques, con una óptima iluminación que refuerza las sombras y una música de ambiente de resonancias telúricas, escogida por el mismo artista. Una opción idónea para unas esculturas arraigadas en el mundo natural que, sin duda, donde más lucirían sería en medio de la naturaleza.

Enrique Asensi Museu Montserrat - Roberto Lázaro_03

Al lado de estas piezas monumentales, que son el elemento más destacado de la muestra, en el Museu de Montserrat se exponen unas esculturas de Asensi de menor tamaño, de alabastro y hierro, que juegan con el contraste entre el blanco y el negro de dos bloques de formas geométricas complementarias... Estas pequeñas obras sirven a Asensi de croquis, con el fin de realizar las obras mayores. En Espejos de piedra también se muestran algunos de los cuadros de Asensi, realizados con cera caliente sobre madera, unas piezas que enlazan plenamente con las obras escultóricas del artista valenciano, porque están trabajadas con fuego, cuchillos y cinceles. Y, como las esculturas, juegan al contraste entre materiales, y usan los espacios vacíos para dar profundidad a la obra. Descubrir estas contundentes esculturas de Asensi puede constituir un aliciente más para visitar Montserrat.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat