El Ibex y el Eurostoxx han vivido una jornada muy vacilante al no presentarse ningún catalizador para orientar el mercado hacia la senda de las ganancias o de las pérdidas. Los bancos centrales jugaron un papel muy limitado y las correcciones fueron muy cortas.

Mario Draghi dijo que en la Eurozona "estamos en presencia de una recuperación más sólida" indicando que no hay señales de burbujas ni en el inmobiliario ni en el crédito, agregando que los bancos son más sólidos pero menos rentables al estar más capitalizados y menos apalancados. Excepto el Santander, el resto del sector apenas se movió, a excepción del Popular, que volvió a las andadas.

En el Ibex, Cellnex fue el valor más destacado después de anunciar la compra del consorcio Swiss Tower por 430 millones de euros.

En el mercado de materias primas, los inventarios de petróleo cayeron en 4,4 millones de barriles, pero el Brent subió a 54,45 dólares por la cumbre de mañana de la OPEP.

Las actas de la Reserva Federal indicaron que se acercan las condiciones para subir los tipos de interés, algo que podría ocurrir en la próxima reunión de junio, pero al mismo tiempo advirtió que la inflación sigue siendo baja. El euro ha retrocedido a 1,1184 dólares.

El Dow Jones ha abierto con una subida pero a medida que transcurría la sesión se diluía la tendencia. Las ventas de viviendas de segunda mano cayeron el 2,3% en abril. En fin, una jornada de transición que ni siquiera los bancos centrales animaron.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat