Mientras que el municipio de Martinet, en la Cerdanya, sigue investigando la desaparición de la oca Gertrudis, en Utrera (Sevilla) se ha denunciado el secuestro de Paco, un guacamayo valorado en unos 3.000 euros.

Según ha explicado NIUS, los hechos ocurrieron el pasado miércoles a las 4 de la madrugada, cuando tres personas entraron en la tienda de animales donde se encontraba el pájaro. Vestidos de negro y con la cara cubierta, se llevaron a Paco.

Las imágenes de las cámaras registraron la escena. En cinco minutos, destrozaron el escaparate, lo cual hizo saltar las alarmas. Desgraciadamente, la alerta no fue suficiente, y los ladrones huyeron.

 

Guacamayo loro pájaro PixabayGuacamayo azul / Pixabay

 

Toda una desgracia para los propietarios, y no sólo por la pérdida económica que eso supone, sino por su valor sentimental del animal, que hacía tres años que había llegado a la familia.

Y es que los propietarios de Paco, Macarena y Manuel, que creen que el robo se ha producido por encargo, han asegurado sentirse destrozados: "Lo estamos pasando muy mal, estamos destrozados. Le tenemos muy afecto", han explicado.

De hecho, el pájaro había llegado a dormir con su dueño, Manuel, quien se lo llevaba de vez en cuando a casa.

Con el fin de recuperarlo, la familia ha declarado estar dispuesta a pagar una recompensa a todo aquel que pueda dar algún tipo de información.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat