La Jefatura del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) de la Via Laietana de Barcelona es un inmueble de infausto recuerdo "asociado en la memoria y experiencia popular a la represión extrema silenciada durante demasiados años", en palabras de la senadora de Esquerra Republicana de Catalunya Adelina Escandell, que el martes reivindicó que el edificio, donde la práctica de la tortura fue habitual durante la dictadura franquista, se reconvierta en un espacio de memoria democrática.

Pero el ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se niega. En la sesión de control de ayer en el Senado, Marlaska aseguró que retendrá la Jefatura de la policía española y rechazó el traslado: "No vemos motivos operativos para trasladarla". El titular de Interior remarcó que el Gobierno "no contempla" el traslado porque no quiere "privar a la sociedad catalana" de la posibilidad de que las fuerzas de seguridad "operen en las infraestructuras adecuadas". Además, subrayó, que, desde hace más de 40 años, los policías cuando visten el uniforme lo hacen con los "valores constitucionales".

policía española Via Laietana Wikimedia Jordiferrer

Edificio de la policía en la Via Laietana / Jordiferrer

Asimismo, Marlaska aseguró que el ejecutivo español está "comprometido con la recuperación de la memoria democrática" pero defendió que en Catalunya ya hay otros espacios de memoria.

Memoria de la represión franquista

La propuesta de la senadora de ERC pasa por el traslado de la comisaría en otro equipamiento para reconvertir el edificio policial en un museo para la memoria de la represión franquista, en especial por su uso durante el franquismo por parte de la "brigada político-social".

En noviembre de 2019, el Ayuntamiento de Barcelona aprobó una propuesta de ERC que contó con el apoyo de PSC para trasladar la sede de la Jefatura. El mismo inmueble se convirtió en uno de los epicentros de las protestas surgidos a raíz de la sentencia que condenó los líderes del 1-O. Asimismo, en noviembre del 2020, el vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, exigió al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la reconversión de la comisaría de la policía española de la Via Laietana de Barcelona en un "espacio de memoria, dignidad y recuerdo", con motivo del aniversario del 20-N. La entidad aprovechó la efeméride de la muerte de Franco para asegurar que la "presencia" del franquismo en el Estado era una "anomalía democrática internacional notoria y evidente".

 

Imagen principal: Protestas independentistas ante la jefatura de la Via Laietana / Efe

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat