Una vez más, la falta de apoyos de la alcaldesa de Barcelona Ada Colau se ha hecho evidente en el pleno municipal. El equipo de gobierno se ha visto obligado a retirar del orden del día el punto que hacía referencia al contrato de municipal de limpieza después de que ayer el PDeCAT pidiera más tiempo para negociar.

El contrato, que tendría que entrar en vigor el 1 de noviembre, tiene un presupuesto de licitación de 307 millones anuales --más del 10% del presupuesto municipal--, por lo cual se trata del contrato mayor del Ayuntamiento.

En la Comisión de Ecología, Urbanismo y Movilidad de este abril, los grupos de la oposición ya aplazaron hasta el pleno posicionar sobre el nuevo contrato, y este jueves el PDeCAT instó al Gobierno municipal a retirar el orden del día y aplazar la votación dos meses para|por negociar.

La concejala de este grupo Francina Vila, manifestó que el contrato de limpieza "necesita alcanzar consensos amplios y el máximo apoyo" porque es el contrato "más importante" del Ayuntamiento, supone un 10% del presupuesto del Consistorio.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat