El recibo del agua en los municipios del Àrea Metropolitana de Barcelona es una amalgama de conceptos difícil de entender por los usuarios. En una misma factura se incluyen servicios tan diferentes como el agua, la recogida de residuos y su tratamiento selectivo o el mantenimiento de la red de suministro de agua.

Este sistema provoca confusión, ya que, aunque los conceptos vienen identificados, los usuarios no acaban de entender qué están pagando ni qué cantidad abonan por cada uno de los servicios.

Facturar los servicios de manera independiente

Desde de ACUA (Asociación Ciudadana por el Acceso Universal al Agua) reclaman al Ayuntamiento de Barcelona y a la AMB que se facture cada servicio de manera independiente para que cada consumidor y consumidora sepa qué se le cobra, por qué servicio, con qué regulación y porque existe esta tasa o canon.

Para la asociación, se trata de un ejercicio de transparencia exigible a ambas instituciones y más teniendo en cuenta que se trata de un bien esencial. "Con la factura actual del agua se confunde a la población, haciendo creer que sube este servicio cuando, en realidad, son otras tasas, ajenas al servicio del agua, las que se crean o suben el coste, como ha ocurrido con el último recibo", argumenta el Txetxu Sanz, portavoz de la asociación en Catalunya.

ACUA pide al concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica del Ayuntamiento de Barcelona, Eloi Badia, que se haga cargo de esta petición, tanto en el consistorio como en la AMB, y "que se proteja el ciclo integral del agua de estériles disputas políticas", declara Sanz.

Además de las peticiones, ACUA está preparando una campaña informativa que tiene como objetivo que la ciudadanía sepa exactamente qué está pagando y en concepto de qué servicios.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat